jueves, 13 de agosto de 2009

No tenemos el Lacanómetro

.
Rosario, 13 de agosto de 2009

Estimado Washington Shibollet, creo como vos que luego del colapso electoral en la AMP cuando propusimos a Mich de presidente en la EOL, el lacanismo está alborotado y hay aires de auto convocatorias. Salvo la coincidencia en desplazar al "perdedor" (que se estrelló por mérito propio), los objetivos de éstas transitan desde la confusión, pasando por el voluntarismo hasta el utilitarismo "pícaro".

A lo largo de estos 60 años de Lacanismo, siempre que sobreviene el derrumbe de los "usurpadores", "renovadores", "documento", "milleristas" y "plataforma", que lo vacían de su contenido y lo privan de su destino en beneficio propio, surge la necesidad de todos de convocarnos para remover los escombros y reconstruir el psicoanálisis y su movimiento ejemplar, la gran mayoría de buena fe.

La pregunta que tenemos que formularnos, es cómo hacer para no reeditar esta vez una frustración más como las que hemos padecido que finalmente y de manera excluyente dañan severamente al Psicoanálisis en nombre de Lacan. Coincido contigo que es un momento en que tiene que privar la magnanimidad y la grandeza pero con eso solo no alcanza.

No tengo dudas que muchas de estas convocatorias van a ser hechas por algunos hombres del tilingaux et psicoanalice que a lo largo del tiempo han ido internalizando el liberalismo como pensamiento, que tienen el lenguaje, funcionan y construyen como liberales y han ido reemplazando la idea y la práctica del psicoanálisis sin darse cuenta; son los que no tenían "suficientes defensas" y el virus los infectó y les quemó la "croqueta".

Son los que yo considero gente de "buena leche".

Luego está la otra categoría la de los compañeros "pragmáticos" (utilitarios), responsables por su condición de "dirigentes" de haber despojado al lacanismo de su ropaje propio reemplazándolo por las "vestimentas" de las variables liberales de ocasión, y que en los últimos 20 años han venido "participando" y beneficiándose de manera ininterrumpida de la democracia en diferentes cargos gubernamentales en una verdadera carrera de "negocios". Las convocatorias de estos tendrán por objeto tratar de acordar entre ellos el pase, para reciclarse y permanecer para poder seguir mojando la "media luna".

Por supuesto nosotros no nos adjudicamos el lacanómetro, pero sí sabemos cuál es el ideario freudiano para conocer cuales son los límites de nuestra experiencia que no se deben cruzar para no caer ingenuamente en trampas viejas y conocidas; terminar siendo soporte de algunos y "montados" por la espalda.

Los primeros pasos, en esta emergencia deben ser para elaborar e instalar una agenda pública desde la concepción lacanocookista, con los doce o quince temas estratégicos y prioritarios para la Argentina de hoy, que hacen la diferencia entre un país "marginal y subordinado" en el orden mundial o un país "autónomo" y "dueño de su destino".

La agenda que te propongo, lo primero, revisión del estatuto del objeto k, el concepto de forclusión del significante del NP, mathema del cipayo, topología del toro…

Depende de nosotros. Te mando un fuerte abrazo.


(Carta Robada de la Confederación General del Lacanocookismo, CGL)
.

2 comentarios:

Marcos dijo...

Advierto, compañeros, en la inminente conferencia anunciada como "La izquierda lacaniana", de Georges Alemán, una clara consecuencia nefasta de la derrota de nuestro candidato. Vienen por todo. Aparte y como inicio de una autocrítica, ¿quién fue el jefe de campaña que aconsejó a Mich poner pasacalles con la leyenda "El lacanismo será michteano o no será" por toda la calle Jujuy?. Se acercan tiempos difíciles, donde los personalismos no ayudarán.

sin dioses dijo...

Y... ¿el sujeto barrado donde está?, y nadie hace nada.