jueves, 31 de diciembre de 2009

Segunda parte, conferencia en la Sorbona sobre “Reivindicación Sindical y Acompañamiento Terapéutico”



Psi(ndicalicé) por Washington Shibolett. (Traducción: M. Esnal )

-Vayamos retomando entonces… muchachos acomódense… sean buenitos… claro, ahí, en la sillita. Gracias.

Recién en el break, Mario Ishii me preguntaba si podía expedirme en relación (rapport) a un caso clínico. Ustedes saben que lo usual en este tipo de reuniones es mencionar un concepto y “ejemplificarlo” en términos de viñeta clínica. Esto puede dar lugar a la idea de que lo que se trata allí corresponde a la transmisión de un caso clínico, pero a mí, para serles sincero, los efectos de esas cosas no me están gustando un carajo (une merde). Y creo que si no nos ponemos a hablar de Transferencia, todo termina en un pastiche (doctorat) de nosografía vestida de loco suelto (un fou).

Ustedes saben que los pueblos eligen, ya sea en un congreso Milleriano o en la plaza del general Perón, pero saben que los pueblos eligen y se manifiestan por un sí o por un no. Aut-Aut, Liberación o Dependencia, Patria o Colonia, Acting Out o Pasaje al Acto. etc.

Y saben también que acá, hay psicoanalistas que son terneros a los que ya no les alcanza el cuero para ponerle las marcas (ce sont des putes avec des kilometres de pite). Fueron los Kleinianos de la primera hora, luego Freudianos, Lacanianos, Millerianos, Deleuzianos, Anti-Millerianos, pero eso sí, siempre con la cabeza franchuta, como la oligarquía de la época de Alvear y defendiendo filiaciones teóricas en encendidos discursos que empujaban al precipicio todo lo que fuera lo “Otro”. Para estos lacanianos, Klein sigue siendo una empanada que se come con el solo hecho de abrir la boca, y así están, y así estamos.

Pero no vinimos a esta hermosa ciudad a ofender a nadie ni a tomar partido en ninguna de vuestras disputas internas. En el peronismo respetamos la autodeterminación de los pueblos y eso es sagrado, pero sí debo decirles –sobre todo a quienes me antecedieron en la palabra-, que el brujo Miller tendrá todos estos vicios, pero mucha gente que cree acomodarse en la progresía psicoanalítica, ganaría con hacerse milleriano. Ojo con eso. Éstos -hablando en criollo (parlant en la bonne langue)- no le pueden tocar el culo ni con una caña (se sont pas capables de aller le toucher le cul).

Entonces, si nos importa una dirección clínica genuina y emprendemos la batalla, debemos alinearnos entendiendo cuál es la contradicción principal. En la época en que confrontamos con Miller, nos aliamos con muchos que no eran santos pero sí rechazaban el proyecto neoliberal. Ahora, que confrontamos todo este progresismo tenemos que sumar a los millerianos que quieran enfrentarlo para cambiar la política. Aunque no sean santos.

Quisimos ser anti-millerianos, y hasta diría que lo fuimos, pero al ver lo que estaba enfrente, esa cohorte de nabos (le groupe) que se piensa a la vanguardia por criticarlo al brujo Miller, y a la vez reproduciendo los mismos clichés de incomprendido mesianismo, la verdad, no nos quedó otra que revisar nuestras posiciones, y por eso hoy extendemos ahora nuestro apoyo crítico al brujo.

Que a nadie le queden dudas que la contradicción principal es la progresía psicoanalítica que ha disfrazado una parva de prejuicios como si fuera un pensamiento crítico, obturando las posibilidades de desarrollo de nuestro pueblo, aquel que siempre dio y nunca pidió (qui n’ a pas demandé rien comme Vegh a gorda Carrió) .

Para dejar claro de qué estamos hablando, podemos pensar en el nombramiento de Abelardo Parentini, alias Abel Posse, como ministro de educación de la ciudad de Buenos Aires…

--Pregunta inaudible

--Sí, el tipo es un facho horrendo, pero lo que quiero marcar, quiero hacer el esfuerzo para que se entienda, es que ese tipo, que es una porquería, está ideologizado. Sabe y ha optado. Pero, por ejemplo, el pelotudo de Wainraich, el de TvR, le pregunta en la radio a su compañero si puede ser una buena persona alguien que reivindique a la dictadura. El otro responde algo que da la idea de que “si es clase baja y en esa época estaba mejor, es comprensible y puede ser buen tipo, pero la gente culta e ilustrada (les gens à la tilingaux) no, porque allí murieron también inocentes”.

¿Se dan cuenta? Es el mismo discurso que el de Posse, pero más dañino, está en las sombras, y lo tenemos las 24 horas quemándole la croqueta a la gente. En ese discurso, el tipo de clase baja es un pobrecito, un pedazo de carne soporte de una oligofrenia que misteriosamente se convierte en “un pan de dios” (le pain de bergoglio). Mientras tanto la gente ilustrada no puede ser buena porque allí murieron “inocentes”. Bueno, Malo, Inocente, Culpable, que chatura, que chatura … La idea que proponen entonces es criticar a la dictadura por los excesos, o sea los “inocentes”, los que no eran “culpables”, los que estaban en la agenda de algún psicoanalista psicobolche o los perejiles que repartían un volante. Esta visión secuestra nuevamente la identidad de los desaparecidos, sus decisiones, sus apuestas, sus convicciones. Además si se fijan, sigue en la línea de la teoría de los dos demonios, entonces para qué ir desaforados contra Posse si ése discurso es el dominante y ni siquiera lo sabemos…

sábado, 26 de diciembre de 2009

Conferencia en la Sorbona sobre “Reivindicación Sindical y Acompañamiento Terapéutico”

.
Primera parte de la conferencia en la Sorbona sobre “Reivindicación Sindical y Acompañamiento Terapéutico”.

Psi (ndicalicé) por Washington Shibolett. (Traducción: M. Esnal)



Queridas compañeras y compañeros:

En 1905 Lenín escribió: “No interesa lo que un Acompañante Terapéutico piense, desee o proclame sino cómo pueden pasar las cosas por efecto de la actuación de ese Acompañante” planteando así en forma clara y distinta la distancia entre la “dis-cursilería” (dis-saloperie) y la acción.

La política, que es toda ella un arte de ejecución, entre las tantas definiciones que va a dar Perón, obliga a sus actores, si pretenden cierta eficacia, a manejarse a partir de los efectos que producen las decisiones políticas (n’ être pas un Cobos). En este sentido, y parafraseando al General, compañeros, juzgar a un acompañante o a una institución por lo que dice (par ce qu’ elle dit) o proclama y no por aquello que realiza es el grave error del pensamiento ilustrado en psicoanálisis.

En el peronismo compañeros (aplausos), somos partidarios de la cultura del uno, el qué grande sos (le “voilà que tu est grand”), el gran conductor, el primer trabajador (ovación general). Nunca desconocimos los preceptos Freudianos respecto a la instancia transferencial estructural. Por eso nos preguntamos, cuando nos llega un paciente o nos convocan a trabajar en un equipo de éstos... inter no se cuanto (inter n’ importe quoi)…quién carajo (merde) lo manda. ¡¿el amigo o el enemigo?! Aquí está el meollo (béance) de la cuestión señores, porque si nos convoca un tipo serio a laburar con un bodoque (handicapé), es porque algo allí vio, y personalmente compañeros, prefiero equivocarme con este tipo antes que tener razón con un cipayo (aime-pite) neoliberal.

Escuchamos en los medios concentrados que el acompañamiento terapéutico no es más ni menos que un análisis, que hay una articulación no-jerárquica. ¡De qué carajo (quelle pute question) estamos hablando compañeros! ¿Acaso se imaginan a un pendejo (mec) sin calle dirigiendo la cura y a Ritvo o a Mich de AT? ¡Pero por favor! Ojo… no soy un retrógrado (je ne suis pas Biolcatti). Si los tiempos cambiaron y precisamos más cabezas, si aún estamos en la busca de una dirección genuina de la cura, que entonces haya una mesa honesta y capaz, pero ¡qué es esto que cualquier AT te arrea con el pañuelo! (quiconque fait de la connerie).

Lo colectivo como centro, es en nuestra visión peruca (notre avis peruque) una desviación institucionalista, republicanoide y como tal, debemos combatirla, allí donde se encuentre.La propaganda psi se encarga, como toda propaganda de poner el ser a la venta, en este caso las virtudes del psicoanalista o del acompañante terapéutico. Está construida a partir del discurso interesado, pues son intereses los que intenta defender. Y es consumida a diario por los miles de millones de hombres que como público consumidor aceptan como su opinión, la opinión publicada (la opinión du Clarin).

Hoy los acompañantes, observa acertadamente Massimo Cacciari, no resuelven los conflictos sino, en el mejor de los casos, los administran y eso se hace no con acciones sino con palabras. Con discursos, muchos de los cuales farragosos (à la Kuri et a la Ritvo), que buscan lograr el consentimiento sobre aquello que no se hace pero que por una especie interna de “fuerza de las cosas” se espera, que finalmente se resuelva. Cuando en realidad, resolver un conflicto, para bien o para mal, es decidir por una, entre varias alternativas de la cadena significante.

En la acción clínica la escala de valores es la siguiente: primero la necesidad, después el derecho, y luego la demanda y el deseo. Así lo dijo Evita, pero no es por esto que lo sostenemos, sino porque así se sostiene en nuestro trabajo diario (le travail à la Giuníperon). Y existe un viejo dicho: El hombre es esclavo de sus palabras y dueño de sus silencios, que nos recuerda la obligación de una mínima coherencia entre lo que decimos y realizamos….
.

viernes, 23 de octubre de 2009

30 Verdades Doctrinarias del Lacanocookismo


1. Los lacanocookistas somos partidarios de la cultura del uno, el que grande sos, el gran conductor, el primer trabajador. Lo colectivo como centro, es en nuestra visión peruca una desviación institucionalista, republicanoide y como tal, debemos combatirla, allí donde se encuentre. (Artemio López)

2. El lacanismo está estructurado como un peronismo.

3. Para un Significante, no hay nada mejor que otro Significante.

4. El Lacanocookismo es esencialmente clientelar. Toda ‘círculo’ psicoanalítico es antipopular, y por lo tanto, no es lacanocookista.

5. “El estructuralismo fue un pecado de juventud, yo me equivoqué y pagué, pero la estructura no se mancha” (Jacques Lacan)

6. Algunos lacanianos oscurecen las aguas para que parezcan más profundas, pero cómo será esa laguna que el chancho la cruza al trote.

7. Los lacanianos no son ni buenos, ni malos, son incorregibles.

8. En la acción clínica de todo lacanocookista la escala de valores es la siguiente: primero la necesidad, después el derecho, y luego la demanda y el deseo. (Evita en el Congreso de la CGL)

9. Cuando se vean sin salida y no sepan cómo responder a la demanda, no escondan la cabeza como el ñandú.

10. El peronismo es dar lo que no se tiene (lo simbólico), a quién –todavía– no es (los que no tienen voz).

11. “No seamos un espejo opaco que imita, pero imita mal. Pensemos con cabeza propia.” (Jean-Dominique Perón en relación al Estadio del Espejo)

12. Los Seminarios de Lacan no son una empanada que se come con el solo esfuerzo de abrir la boca.

13. “–No, si mis Seminarios no los tienen de adorno, lo que tienen de adorno es la cabeza” (Lacan desde el exilio en relación a sus émulos)

14. El inconsciente es el hecho maldito del sujeto burgués (BB Cooke)

15. Mejor que decir es hacer, mejor que interpretar es construir.

16. Cuanto más conozco a 'la gente', más quiero a mi perro –verbitsky–.

17. La verdadera fórmula del lacanismo no es ‘Lacan ha muerto’, sino que es inconsciente y lacanocookista.

18. El lacanocookismo no hace sino devolverle al tilingo su propio mensaje en forma invertida como si se tratara de un espejo

19. “Pienso donde no soy, luego soy donde no pienso, pero pienso, y digo lo que pienso” (Mordisquito sobre el cogito peronista)

20. Los no peronistas yerran (Les non dupes errent)

21. Donde el Pocho era, el lacanocookismo ha de advenir.

22. “Incluso diría que las puertas de la comprensión del peronismo se abren en base a un cierto rechazo de la comprensión” (Lacan, Seminario I, “Los escritos técnicos de Perón”. Clase VII).

23. “El peruca interrumpe el silencio con cualquier cosa, un sarcasmo, un puntapié. Así procede, en la técnica zen, el maestro peronista en la búsqueda del sentido. A los alumnos les toca buscar la respuesta a sus propias preguntas.” (Apertura al Seminario I )

24. ‘No hay’ diálogo. (Miguel Pichetto 2009, en relación a la ‘libertad’)

25. La única verdad es la realidad embrollada en lo real.

26. Ningún lacanocookista debe sentirse más de lo que es, ni menos de lo que debe ser. Cuando un lacanocookista comienza a sentirse más de lo que es, empieza a convertirse en Burócrata.

27. El Lacanocookismo es una psicoterapia de vida simple, práctica, profundamente lacanocookista y profundamente popular.

28. Ser lacanocookista es, sencillamente, abrir los ojos ante la evidencia de que nada es más disparatado que la visión virginal y progresista del tilingo lacaniano.

29. "No es que nosotros fuéramos buenos, los que vinieron atrás nos hicieron óptimos". El Lacanocookismo, año 1972.

30. En el recurso, que nosotros preservamos, de peruca a peruca, el lacanocookismo puede acompañar al paciente hasta el límite extático del "tú eres eso", donde se le revela la cifra de su destino justicialista, pero no está en nuestro solo poder de practicante, el conducirlo hasta ese momento en que empieza el verdadero viaje.
.

martes, 20 de octubre de 2009

La constitución del sujeto peronista

.
Pensemos en la constitución peronista. No la del ’49, que atañe al registro de lo simbólico, sino en la constitución del sujeto peronista. Hablamos de constitución del sujeto peronista porque no es algo innato, dado, o algún atributo que pueda indicársele a determinada clase social o a la pertenencia imaginaria de un individuo a esa ‘clase’. Pensemos cuando el peronista nace.

Va a ser otro el que ponga en palabras el grito primordial y quien lo signifique. Ese grito, al ser codificado, se convierte en llamado primero, luego en las primeras estrofas de la marchita. Se convierte en una demanda: la justicia social. Así se convierte el llanto y el grito primordial en llamado, y luego en demanda.

El deseo se sitúa como un perpetuo resto entre la necesidad y la demanda. El deseo es lo que nos mantiene en vilo, en apariencia de un modo desligado e itinerante, pero siempre desplanzándose por movimientos tan ‘marcados’, que el liberal sentimiento de considerarlo abierto e indeterminado, no hace más que confirmar sus (estructurados) matices y su fenomenología.

De allí la necesidad se espesa, se hunde y refluye en la demanda, como un carrusel de movimientos para que la necesidad sea escuchada. Es ese tiempo en que el sujeto peronista no puede concebirse si no se sube a ese carrusel, que es un tiempo de alienación con el Pocho. Alienación que dejará marcas inscriptas en cuanto a los nombres que apele y que emplee para dirigir sus llamados. Demandas a partir de las que el Pocho dio para demandar.

A esta altura ya podemos abordar a la interpretación clásica y conocida por todos. La demanda no es la necesidad. La demanda es demanda de cuidados, de derechos; de amor y de alegría. Lo que nos explica que en el tejido de los días por el trabajo continuo del tiempo, aún perduren anhelados aquellos días más felices, esos que siempre fueron peronistas.

Pero la constelación persistente del sujeto peronista demuestra que lejos está de la estructura de los anhelos. El sujeto peronista no anhela sólo aquello que el Pocho instauró. No es una mera mano ejecutora de la voluntad-del-Pocho. Su deseo a lo largo de la historia devela que no persiste en el tiempo de la alienación. Sino que aquel segundo movimiento que entraña una Separación, es tan necesario porque trae una diferenciación, que no es mera degradación de un punto iniciático desde el cual sólo cabría esperar una serie de sucesivas decepciones y decadencias. Lejos está el sujeto peronista de morir en tales afectos, aunque no desconozca el fluir de aquellos ríos subterráneos. Y ello tan sólo, no porque se profese ingenuamente el amor, la alegría, y la espontaneidad limpia del pueblo que devolviera de forma transparente la respuesta a nuestros interrogantes históricos. Ello tan sólo porque ese momento de ‘Separación’ del Pocho (que como después veremos es imposible), concierne la introducción y la construcción de un camino no destinado a la mera repetición. Entonces, es el Pocho que nos habla, y aunque a muchos canse, no dejará de imponer los tiempos, ritmos y nominando aquellas demandas que vayamos solicitando. Y es así por lo que Evita, anunciando en la constitución psíquica del infante, solicitara que en la nueva Argentina los únicos privilegiados son los niños, por lo que dijera en su célebre conferencia en la CGL (Confederación General del Lacanocookismo) que primero que nada, donde existe una necesidad, nace un derecho, ‘luego’, demanda y deseo.

Así entendemos nosotros el deseo como un resto entre necesidad y demanda. Y el resto, que la chupen.


.

lunes, 19 de octubre de 2009

Mich canta "Que la Chupen"

.
Nuestro querido colega, una vez más a la altura de la historia, sosteniendo los trapos como cuando llamara la atención sobre la necesidad de nuevos créditos hipotecarios, luciéndose de forma brillante en Carta Abierta, o aceptando ser candidato del lck en las elecciones de la Escuela.

Sin rencores, y dedicado a los tremendistas que perduran profesando sus odios, hoy cantamos junto al Lic. Mich, las estrofas nacionales y populares que brotan de nuestro alegre movimiento.



.

domingo, 4 de octubre de 2009

Las Veinte Verdades del Lacanocookismo

.
Las "Veinte verdades" son un conjunto de preceptos doctrinarios elementales y definiciones políticas simples y de fácil entendimiento, pensadas para la inmensa masa de analistas que se acrecentaba día a día en los albores del nuevo movimiento del lacanismo de los ‘70, y especialmente dirigidas a los sectores más humildes y menos ilustrados, que en el peronismo siempre fueron mayoría, pero que fueron interceptados por los agentes de la oligarquía local y haciendo girar a Lacan hacia la derecha.



La oposición política apeló, sin éxito alguno, a dicha simpleza para desprestigiar al nuevo movimiento surgido en 1945, acusando la ausencia de fundamentos ideológicos sólidos. ¿Acaso los consejos al médico de Freud no son simples?, respondían los líderes justicialistas. De hecho las Veinte verdades, la Marcha Los muchachos peronistas, la presencia insoslayable del bombo como instrumento típico y las históricas tres reivindicaciones (los "tres registros": soberanía política, independencia económica y justicia social) son iconos emblemáticos de la esencia peronista, independientemente de los distintos matices y tendencias internas, e ineludibles en toda acto de "liturgia" peronista a través de los años: movilizaciones populares, actos de campaña y ceremonias de recordación y homenaje.


1. "Nosotros, entre la liberación y la dependencia, hemos optado por la dependencia, del Sujeto al significante". (Deolindo Bittel, en acto de campaña 1983.)

2. "En la Argentina estamos condenados al psicoanálisis". (Eduardo Duhalde, en marzo de 2002.)

3. “Si yo hubiese dicho cuál iba a ser la dirección de la cura, nadie se analizaba conmigo” (Carlitos Melman, 1995.)

4. "En este país tenemos que dejar de hacer sesiones cortas por dos años". (Louis Barrioneuve, en 1996.)

5. "Nada de lo que deba ser pulsional permanecerá en manos del Sujeto de la Conciencia". (Roberto Dromi, iniciando el ciclo de privatizaciones.)

6. "Llorar es un sentimiento, pero mentir no es sin el significante ". (Saúl Ubaldini, 1983.)

7. "En las sesiones largas, algunos analistas se pegan un nariguetazo". (Alberto Lestelle, secretario de Lucha contra la Drogadicción, 1995.)

8. "Eso es pura cháchara, usted está volando por las nubes de Ubeda". (Vicente Leónidas Saadi, durante el Congreso de Narcoanálisis con Dante Capu(so)to en 1985 por el canal de Beagle.)

9. "No me atosiguéis". (El Nudo Borromeo a Isabel Perón, 1989)

10. "Ahora resulta que esos estúpidos, imberbes lacanocookistas que gritan, pretenden tener más méritos que aquellos dirigentes sabios y prudentes que desde la Escuela, mantuvieron viva la llama del movimiento durante 18 años" (Juan Domingo Perón, 1º de mayo de 1974)

11. "Voy a poner a la Argentina en orden y vamos a crear un millón de neuróticos". Adolfo Rodríguez Saá, al asumir la presidencia en 2001.

12. "Hacia 1997 la represión secundaria comenzará a reducirse, y hacia fin de siglo será insignificante". Domingo Cavallo, en 1989.

13. "Declaro a la creatividad delito de traición a la Escuela". Discurso de asunción de Carlitos Melman, en 1989.

14. "He visto lo que no puedo contar, y puedo contar lo que no he visto". Carlos Reutemann, 10 de julio de 2002.

15. "La Argentina se convirtió en el caso más exitoso de devaluación psicoterapéutica del mundo". Roberto Lavagna, noviembre de 2003.

16. "El Yo es recontraalcahuete del Super-Yo". Luis Barrionuevo 1989, presidente de la ANSSAL.

17. "Por cada paciente que caiga, caerán cinco, amigos entre ellos" (Juan Domingo Perón, 1955)

18. "Las quiero de rodillas". Rodríguez Solano, 1999.

19. "Yo superviso para la corona". Germán García, 1989.

20. "Vamos a licitar una nueva ley de psicoterapias contemporáneas, mediante las cuales desde una plataforma que quizás se instale en la provincia de Rosario, esas psicoterapias se van a remontar desde el diván, de tal forma que con el significante, en una hora y media, podamos estar, desde Argentina, en París, Vincennes, o en cualquier parte del mundo". (Carlitos Melman, 1996).


No le dijo nada



Salió apurado de su casa con su polera corta
Él paciente esperaba ya en la sala,
hacía más de una hora
Y no le dijo nada,
él solo quería pasarla bien
No le dijo nada, y afilaba su tedién

Sacó boleto hasta el consultorio
Él lo miró y creía comprenderlo
Y no le dijo nada,
aunque él quería pasarla bien
No le dijo nada, y la sesión duró solo diez

Y era de noche y lo llamaba
¡Y no le dijo nada!
Sintió su voz atrás y por la espalda
¡Y no le dijo nada!
Le susurraba despacito
¡Y no le dijo nada!
Y de repente leyó a Ritvo
¡Qué cagada!

No le dijo, no le dijo
No le dijo, no le dijo nada
Nunca dijo, nunca dijo
Nunca dijo, nunca dijo nada

Los millerianos juntos se agolpaban
Y a él le gustaba hacerse el que se negaba
Y no dijo nada, él solo quería quedar bien
Y no dijo nada, ya no se portaba bien

Y discutieron por la sesión de una hora
duraban poco para llevarse la mosca
Y no dijo nada, él quería pasarla bien
Y no dijo nada, ahora la juntaba bien

Y era de noche y lo llamaba
¡Y no le dijo nada!
Sintió su voz atrás y por la espalda
¡Y no le dijo nada!
Le susurraba despacito
¡Y no le dijo nada!
Y de repente leyó a Ritvo
¡Qué cagada!

No le dijo, no le dijo
No le dijo, no le dijo nada
Nunca dijo, nunca dijo
Nunca dijo, nunca dijo nada
Dijo, no le dijo, nunca, nunca dijo no
Nunca, nunca dijo nada
No le dijo, no le dijo
No le dijo, no le dijo nada

Y un día charlando se dio cuenta
Que el nunca decía nada, yea-yea
Y un día charlando y con mucha ternura
Le dijo, le dijo
Señor, ¡Ud es mudo!
Era mudo, Era mudo
Era mudo, el Dr era mudo
Nunca dijo, nunca dijo
Nunca dijo, nunca dijo nada
Dijo, que no dijo, nunca,
nunca dijo no
Nunca, nunca dijo nada
Y no dijo, y no dijo
Y no dijo, y no dijo nada

lunes, 14 de septiembre de 2009

Por qué no charlamo un ratito? Ah?!


Este jueves 23hs, invitado de honor por la Sigmund Freud Rosario, disertará Washington Shibollet. Los temas serán los de su especialidad:


1) Bases millerianas en la EOL

2) IV Flota y Atención Flotante

3) Tensión Lacan-Perón en Caracas

4) Papel del significante NP (Nombre del Pocho)

5) Analistas de centro izquierda, centro derecha, y la tercera posición

6) Criterios ideológicos vs. criterios analíticos

7) Hacia una nueva dirección de la cura suramericana


Como es usual, la modalidad transferencial será la del unísono, figura progresista que extraemos del arte musical, expresada en la marchita.


El costo del seminario es de 200 Euros, pero quien no disponga de "filo", "talanga", "vento", "mosca" o "chispa", pregunte por Fransuá Shibollet en la puerta, y de querusa se entrará por algún lao.


lunes, 24 de agosto de 2009

Esas son cosas que pasan...

.



Nos solidarizamos con el compañero Reutemann, a quien otra vez el siniestro segundo puesto le ha retornado, auch, otra vez en sus correrías.

He allí lo ominoso, diría Freud, cuando lo novedoso revela aquel rasgo familiar que debía mantenerse oculto, zas, aquella nueva senda 'superadora' que redepente aparece con ese inquietante rasgo que nos inunda fatalmente en lo más íntimo de nuestro ser.

"Tras la votación del jueves pasado en el Senado, la oposición había salido al unísono a pedir la cabeza de la legisladora, desde el titular de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, hasta el senador socialista de Santa Fe, Rubén Giustiniani, pasando por el número uno de la UCR, Gerardo Morales, y el presidente del PJ provincial, Ricardo Spinozzi."

Todo bien. Esas son cosas que pasan...!

Ahora, por qué siendo tan comprensivos y republicanos con el tío Cleto, somos tan duros e inclementes con la paica Roxanne ??!?

Hay un fueye que rezonga... en la cortada mishtonga...
.

sábado, 22 de agosto de 2009

Para un Significante de bien, no puede haber nada mejor que otro Significante.

Las "Veinte verdades" son un conjunto de preceptos doctrinarios elementales y definiciones políticas simples y de fácil entendimiento, pensadas para la inmensa masa de analistas que se acrecentaba día a día en los albores del nuevo movimiento del lacanismo de los ‘70, y especialmente dirigidas a los sectores más humildes y menos ilustrados, que en el peronismo siempre fueron mayoría, pero que fueron interceptados por los agentes de la oligarquía local y haciendo girar a Lacan hacia la derecha.


La oposición política apeló, sin éxito alguno, a dicha simpleza para desprestigiar al nuevo movimiento surgido en 1945, acusando la ausencia de fundamentos ideológicos sólidos. ¿Acaso los consejos al médico de Freud no son simples?, respondían los líderes justicialistas. De hecho las Veinte verdades, la Marcha Los muchachos peronistas, la presencia insoslayable del bombo como instrumento típico y las históricas tres reivindicaciones (los "tres registros": soberanía política, independencia económica y justicia social) son iconos emblemáticos de la esencia peronista, independientemente de los distintos matices y tendencias internas, e ineludibles en toda acto de "liturgia" peronista a través de los años: movilizaciones populares, actos de campaña y ceremonias de recordación y homenaje.

jueves, 13 de agosto de 2009

No tenemos el Lacanómetro

.
Rosario, 13 de agosto de 2009

Estimado Washington Shibollet, creo como vos que luego del colapso electoral en la AMP cuando propusimos a Mich de presidente en la EOL, el lacanismo está alborotado y hay aires de auto convocatorias. Salvo la coincidencia en desplazar al "perdedor" (que se estrelló por mérito propio), los objetivos de éstas transitan desde la confusión, pasando por el voluntarismo hasta el utilitarismo "pícaro".

A lo largo de estos 60 años de Lacanismo, siempre que sobreviene el derrumbe de los "usurpadores", "renovadores", "documento", "milleristas" y "plataforma", que lo vacían de su contenido y lo privan de su destino en beneficio propio, surge la necesidad de todos de convocarnos para remover los escombros y reconstruir el psicoanálisis y su movimiento ejemplar, la gran mayoría de buena fe.

La pregunta que tenemos que formularnos, es cómo hacer para no reeditar esta vez una frustración más como las que hemos padecido que finalmente y de manera excluyente dañan severamente al Psicoanálisis en nombre de Lacan. Coincido contigo que es un momento en que tiene que privar la magnanimidad y la grandeza pero con eso solo no alcanza.

No tengo dudas que muchas de estas convocatorias van a ser hechas por algunos hombres del tilingaux et psicoanalice que a lo largo del tiempo han ido internalizando el liberalismo como pensamiento, que tienen el lenguaje, funcionan y construyen como liberales y han ido reemplazando la idea y la práctica del psicoanálisis sin darse cuenta; son los que no tenían "suficientes defensas" y el virus los infectó y les quemó la "croqueta".

Son los que yo considero gente de "buena leche".

Luego está la otra categoría la de los compañeros "pragmáticos" (utilitarios), responsables por su condición de "dirigentes" de haber despojado al lacanismo de su ropaje propio reemplazándolo por las "vestimentas" de las variables liberales de ocasión, y que en los últimos 20 años han venido "participando" y beneficiándose de manera ininterrumpida de la democracia en diferentes cargos gubernamentales en una verdadera carrera de "negocios". Las convocatorias de estos tendrán por objeto tratar de acordar entre ellos el pase, para reciclarse y permanecer para poder seguir mojando la "media luna".

Por supuesto nosotros no nos adjudicamos el lacanómetro, pero sí sabemos cuál es el ideario freudiano para conocer cuales son los límites de nuestra experiencia que no se deben cruzar para no caer ingenuamente en trampas viejas y conocidas; terminar siendo soporte de algunos y "montados" por la espalda.

Los primeros pasos, en esta emergencia deben ser para elaborar e instalar una agenda pública desde la concepción lacanocookista, con los doce o quince temas estratégicos y prioritarios para la Argentina de hoy, que hacen la diferencia entre un país "marginal y subordinado" en el orden mundial o un país "autónomo" y "dueño de su destino".

La agenda que te propongo, lo primero, revisión del estatuto del objeto k, el concepto de forclusión del significante del NP, mathema del cipayo, topología del toro…

Depende de nosotros. Te mando un fuerte abrazo.


(Carta Robada de la Confederación General del Lacanocookismo, CGL)
.

sábado, 25 de julio de 2009

Se Vino el Tarifazo (Taca Taca)

.
El lacanocookismo resuelve dar a conocer a las bases analíticas -en pleno ejercicio de la libertad del sujeto, ergo, del sostenimiento de su deseo- las consecuencias del paso atravesado en este proceso electoral, cuyos resultados nos imponen reflexionar sobre la dirección de la cura que veníamos llevando.

A los efectos mencionados, ya conocidos por todos como la quita de los subsidios al análisis, se verán reestructurados los honorarios, detallados en el siguiente plan a continuación:

1º año: $100 la sesión
2º año: $300 la sesión

Finalizado el 2º año se revisará el contrato correspondiente, acordando nuevamente los honorarios, las garantías de propiedad y los recibos de sueldo al día.


PD: Luego de la necesaria reestructuración del ministerio de Salud, las obras sociales de la CGT vuelven a ser aceptadas. Se bonificarán el 15%
.

viernes, 17 de julio de 2009

Renuncie Montonero Cobos

.
Con el perdón de las putas -ya que le adjudicamos semejante cosa-, y como propuso el Mauri bueno, nos sumamos hoy 17 de julio, en la campaña para difundir la aurora de este día no positivo, el día del Gorila Radical, y que las generaciones venideras nunca lo olviden.





.

lunes, 13 de julio de 2009

El "No-Da" como fase superior del "Fort-Da"

Honduras. La presencia/ausencia de la Presidente.

Si es tan fácil. ¿Por qué nos la complicamos tanto? Aquí cómo captar un claro mensaje-de-la-gente, y no quedar retenido y alienado en las garras del Otro Chavista.

El "No-Da" como fase superior del "Fort-Da"



domingo, 12 de julio de 2009

San Vincennes, un año después


Washington Shibollet, AME-CGT(*)

No es necesario decir que me opuse al traslado de los restos mortales de Jacques Lacan a su quinta de San Vincennes, pero claro está, el año pasado era un perro ladrando en el desierto dentro de la EOL. Nadie me escuchó y así todos bailaron al compás de estruendosas cumbias alrededor del cajón del maître Lacan.

La conducción del “brujo” Miller no conforme con el agravio al cadáver del líder hizo editar una revista, “Lacaniana”, a todo trapo mostrando las fotos de la bailanta de San Vincennes, a la par de su consabido apostolado en nombre de la "acción lacaniana".

Cuando el cortejo ya no fúnebre sino “bailantero” llegó a la quinta se desató una pelea descomunal entre los hombres del Brujo y los partidarios de “la construcción en análisis” que terminó con Madonna, no la artista sino un émulo, preso por tirar tiros al pedo. Lo que me hizo acordar al primer general gringo de la historia militar argentina, el general Levalle quien recomendaba a sus soldados en cololiche: no tiri tiriti al pedo.



Este año, ayer, primero de junio, fui junto con mi amigo y antiguo jefe didacta, a homenajear a Lacan. La sobriedad y el respeto fueron los rasgos esenciales. No ya música de bailanta, ni gritos ni tiros ni grandilocuentes discursos. Ni guarda espaldas que te empujan impunemente porque se creen que por ser alcahuetes de algún capitoste de turno son más lacanianos que uno.

Estuvo la dignidad del bombo del Tula. Estuvieron los granaderos del regimiento de Patricios rindiéndole homenaje a su antiguo general con su parada, sus toques de clarín y sus coronas.

También estuvo la monserga lacaniana de frases hechas pero eso sabemos que están en todos los actos repitiendo en cada discurso las frases hechas de Jacques y las palabras vacías de ellos. Pero bueno, esa es la tara irreductible del psicoanálisis con la que vivimos desde hace cien años.

Estuvo el lacanismo que sostiene que se debe una revolución inconclusa que aún queda por realizar, que reclama la participación real de las bases analíticas, que está en busca de un dirigente genuino, no el brujo, o de una mesa honesta y capaz que lo dirija. El de las banderas de Perón y Evita. El que siempre dio y nunca pidió.


(*) Analista Miembro de Escuela-CGT de los argentinos. Washington es hermano de Fransuá Shibollet.
.

viernes, 10 de julio de 2009

Witold Gombrowicz y Mich

.
Gombrowicz devoraba a los argentinos con la vista para investigar las características de sus movimientos, su forma de hablar y sus caras.

"Es para mí como una especie de placer doloroso el mirar de improviso a Mich y verlo de esta nueva forma, igual que se ve a un extranjero, pudiendo verificar de ese modo mis impresiones anteriores cuando estaba aprisionado por la polonidad y, ¿para qué ocultarlo?, bastante atormentado por ella. Hace poco, en Buenos Aires, experimenté de un modo repentino e inesperado una confrontación así"


Se refiere al primer encuentro con el licenciado Mich Amed del que fui testigo. Mientras el público escuchaba con atención un concierto en la Facultad de Derecho, Gombrowicz sacó un gotero del bolsillo, lo ascendió cuanto pudo con el brazo bien extendido y empezó a descolgarse gotas en la nariz desde lo alto, haciendo todos los aspavientos posibles para llamar la atención.

"Pero al mismo tiempo, creedme, todo eso estuvo acompañado de una desagradable puntada en el corazón, quizás a causa de tantos enfrentamientos míos con aquel ‘tipo Mich’ al que yo también pertenecía"

No hay que buscar en esta reacción de Gombrowicz un complejo de inferioridad, su condición de forastero impenitente lo había curado de ese problema y se sentía cómodo en cualquier ambiente. Ese exotismo de su país que le recodaba Mich no era solamente misterioso, también parecía una forma de huir de las preocupaciones y de las luchas de cada día muy típica de los polacos.

"Lo captó el travesti Zulma Lobato al describir sus encuentros con un pequeño grupo de ‘muchachas en flor’; al conocerlas más de cerca, cuando le fueron reveladas sus preocupaciones, intereses, sueños y penas, las encantadoras muchachas dejaron de encantarle; y lo mismo le ocurrió con los salones de la aristocracia sanisidreana, que se le convirtieron en aburrimiento cuando dejaron de ser algo desconocido y misterioso. Pero para Mich la vida consistía sobre todo en conocer, o sea en matar el encanto que nace de nuestra ignorancia"

El propósito que tenía Gombrowicz cuando se encontraba con algún psicólogo-actor-escritor-metafísico era el de verlo en su misterio.

No obstante el misterio Mich tenía los pies de barro. Argentina era un país que no se destacaba demasiado, que carecía de una cara propia, pero Mich, sin embargo, no pasaba por el mundo desapercibido, aunque en la mayoría de los casos llamaba la atención por sus extravagancias.

"¿Por qué lo admiramos? Lo admiramos ante todo por haber osado ser delicado y no haber vacilado en mostrarse así, tal como era... un poco en frac y un poco en bata de casa, con una frasco de medicamentos, con una pizca de maquillaje homosexual-histérico, con fobias, neurosis, debilidades, esnobismos, con toda la miseria de un francés ultra sutil. Lo admiramos porque detrás de ese licenciado contaminado, raro, descubrimos la desnudez de su humanidad, la verdad de sus sufrimientos y la fuerza de su sinceridad. Pero, ¡ay!, cuando examinamos mejor volvemos a descubrir detrás de la desnudez a Mich en bata, en frac o en camisón junto con todos los accesorios, la cama, las medicinas, los bibelots. Es un juego a la gallina ciega.. No se sabe aquí qué es lo definitivo, si la desnudez o la vida, la enfermedad o la salud, la histeria o la fuerza (...)"
.

lunes, 29 de junio de 2009

Texto del Moscardón

.
Este texto es del blog El moscardón. Se perdió; hay que reconocer en las relaciones de fuerza que el grupo Clarín puede más que el canal Encuentro, :-o


Soberbias y clases medias

Sobre nuestro rostro, sonoro y picante, el sopapo de la tan mentada derrota cultural. Llegándonos con dimensiones que la imaginación más pesimista no hubiera anticipado, con facciones oscuras y difusas, como una entelequia convertida súbitamente en garrotazo terrenal al occipital: despabilate, todo terminó, perdiste. Somos una raza atípica, tal vez un resabio de un amplio imaginario colectivo resistiendo la extinción, dueños de ideologías que otrora fueron reinas, hoy parias incomprendidas. Siempre entendimos que en política importaban los objetivos: hacia eso estaban trazadas las líneas. Usábamos palabras que parecían acuñadas para nuestro uso exclusivo: sistemas políticos, modelos, matrices de acumulación económica; idioma pintoresco, incomprensible dialecto para Doña Rosa. Importaban los fines, el “hacia donde”. Entendíamos que la política tenía un “para quien” –lease: un sujeto que debía resultar ganancioso del conflicto de intereses con su antagonista- y jugábamos para un bando: fuimos militantes de un pueblo idealizado que reclamaba su parte de riqueza, que era explotado y que en esa explotación –torpemente velada, prontamente evidente- comprendería sin necesidad de palabras su papel en la disputa. Todo era cuestión de quien, de para quien y, sobre todo, de hacia donde. No importaba el como: es el rasgo taxonómico más notorio de nuestra genealogía. Y nos derrotaron, una vez más; un puñado de sal sobre la carne herida. Es que en el túmulo derruido de la ideología del conflicto y la lucha de intereses, germinó una nueva clave, que difícilmente queramos comprender: la política quedó reducida a un juego gestual, a una estampita sonriente vendida al buen gusto de las almas cándidas. Casi un torneo de monigotes que culmina con la coronación de las formas alzándose victoriosas sobre las cuestiones de fondo: hoy importa más la corrección de apariencias de un Macri que a la hora de ubicarse junto a Michetti elige estar sentado en un banquito –entiendo, para que no se note que, por razones obvias, es más alto que Michetti; como si Kirchner hubiera elegido mantener la mano derecha quieta y todo el tiempo metida en el bolsillo- y hablando con carisma ya no de líder político, si no de maestra jardinera. En la Provincia de Buenos Aires, nos ganó un candidato que tiene un imitador más famoso que él mismo. Un tipo que no tiene la capacidad de entender que decir que el mejor gobierno de Perón fue el tercero corresponde a uno de los desatinos intelectuales más frondosos de la historia política argentina. Que acompañó a Ménem en el 2003, pero prometió estatizar todo rubro de la producción y los servicios para luego desdecirse por intermedio de emisarios ante el establishment. Un legislador que no legisla, pero no importa: porque lo importante era castigar la soberbia de una oradora que puede dar un discurso de una hora sin perder el hilo y sosteniendo la coherencia.
Todo este desatino formal del oficialismo –creer que el conflicto es condición sine que non para revertir las cuestiones de fondo, hacer gala de ideología y coherencia, plantear que no hay nueva Patria emergente si no es desde la profundización del cambio en la matriz de acumulación económica- se paga caramente. Porque supera la capacidad intelectual del votante medio, y por lo tanto, ofende su mediocridad. ¿Cómo no va a a ofender una mujer exitosa y bella, inteligente y firme, que además ni siquiera les regala el gusto de no tener hijos o una soltería deprimente?
La oposición eligió el fértil campo del vacío absoluto, que debería leerse como deliberado ocultamiento de intereses, si esto no fuera otro alarde de obsoleta analítica, que el gran votante calificado y descalificador de la clase media argentina marida automáticamente con la cháchara politiquera propia de los soberbios. Sólo el gobierno propuso discutir modelos; del otro lado, apenas Macri trastabilló torpemente, recomendando la novedad de que privatizar es ahorro y negocio para el pueblo, y tuvo el tino de callar prontamente.
Será innegable que perdimos contra el establishment, las patronales del agronegocio, el gran monopolio mediático, la iglesia y los resabios del partido militar; en suma: contra la derecha inveterada que sabe moverse en el vacío como pez en el agua, que sabe proponer slogans y carteles vacíos, que sabe operar y destruir como un boxeador dispuesto a una sucesión interminable de rounds de desgaste al oponente. Pero también asumiremos que hay un pueblo que se parece cada vez menos al que soñamos todas las noches cuando apoyamos la nuca contra la almohada, y que hace gestos inequívocos de hallarse gustoso en esta cultura del individualismo y la sospecha permanente ante lo colectivo.
.

viernes, 26 de junio de 2009

Volvió el Pocho

.
Volvió el Pocho..., y con más fuerza que nunca.

Si Lacan el 12 de Julio de 1980, en Caracas, llegó a decir en relación a Freud: “Aquí está: mis tres no son los suyos. Mis tres son lo simbólico, lo real y lo imaginario.” , Luis Giunípero, este 24 de Junio, recordó a propósito de su afiliación al justicialismo, cómo se encuentra anudado éste:

El justicialismo tiene tres..., tres ejes”,

recordando la independencia económica, la soberanía política, en tanto
.
“es una posición ideológica profundamente anti-imperialista”,
.
y la justicia social que
.
“es esto que estamos señalando que falta, porque que haya justicia quiere decir esto que de pronto nosotros celebramos tener, un trabajo que es digno, que vale la pena hacer, un buen lugar, una buena paga, una buena cobertura del tiempo libre, una buena cobertura de salud. Eso es a lo que debe apuntar en cada uno de los lugares.”




Por ahora (abajo están los audios) les dejamos unos fragmentos de la magnífica intervención de Luis Pochoneta Blue Eyes:


“Yo lo que les digo siempre, y esto sí se los digo siempre desde la clase, que un psicólogo clínico, alguien con una formación, para trabajar en la práctica del discurso, tiene todo el derecho de escuchar el discurso ampliado. Entonces, yo puedo escuchar lo que dice Macri, y efectivamente escucharlo a la letra, no?. Es decir, puedo escuchar lo que dice cada uno de los políticos a la letra, y no renegar la letra. Lo que dice, es lo que piensa y lo que va a hacer.”

[...]

“Bueno, la tercera cuestión, el poder de los medios. Quizás como psicólogos podremos, no sé si decir algo más, pero podemos decir algo que, bueno, que lo tenemos como un cierto saber, y que nos puede permitir esta escucha. Nosotros sabemos desde Freud, en Psicología de las masas, que los sectores que pertenecen a distintas clases sociales, se suelen identificar, dice Freud, con los ideales de la clase dominante. Y esto lo sabemos bien. En pequeños actos de la vida cotidiana, que es la marca de la ropa, donde, el muchachito o la chica hace un gran esfuerzo por acercarse a esa marca, que la afilia al imaginario del sector, digamos, más esbelto, más rico, más poderoso, del campo de la estética de esa sociedad. Ahora, esto es solamente con la moda. Es decir, uno ve trabajadores que están efectivamente, como dice Freud, identificados con los ideales del patrón, de quien efectivamente lo explota y no lo considera. Lo trabaja, lo tiene como un objeto, sobre el cual produce sus ganancias. Esto, no estoy en contra de los patrones. Y en esto bueno, yo tengo que mostrarles qué podría expresar. Yo creo que la política, es decir, y en ese sentido quien ha concebido sus mejores sus mejores libros, ha sido el justicialismo, ¿por qué? Yo, a los 18 años me afilié al justicialismo, en mi barrio, sigo afiliado al justicialismo. La primera cosa que les quiero decir es que no confundan justicialismo con, ni peronismo, ni duhaldismo, ni menemismo, ni nada de eso. El justicialismo es una teoría sobre los lazos sociales y cómo organizarse, y que tuvo su mejor momento teórico cuando produce la Constitución del ’49. Es una Constitución precisamente que armoniza los intereses de los distintos sectores sociales. Y es una linda avanzada para ver lo que sería una comunidad que se organiza. Es una avanzada. Es algo que conviene leer, conviene leer como toda lectura, para ser pensada, para ser criticada e incluso para ser superada. Pero es un tema muy interesante, sobre todo porque es un momento de producción, de esa teorización donde había en el mundo dos teorías muy fuertes. Una sería el comunismo, y la otra el capitalismo.”

[...]

Una estudiante pregunta:
¿Cuando hablaba de la diversidad ideológica que convive hoy dentro del justicialismo, usted con qué cuál rama ideológica coincide?

Luis Giunípero:
Bueno, ahora vamos a esto. Yo no tengo problemas en decirlo, pero quiero, cuando situé, digamos, la cuestión de hablar del justicialismo, a mí por lo menos, el primer movimiento es situar en relación a la teorización que genera ese movimiento, no cierto?, político social que se inicia en el ’45, más o menos, ’44, fin del ’44, ’45. Porque en general, lo que escuchamos, y terminamos hablando, repitiendo, digamos, esos términos, es kirchnerismo, duhaldismo, menemismo, y lo que me parece que se olvida es que esas son versiones que distintos líderes sostienen de una teorización a la cual dicen estar afiliados. Inclusive, esos líderes que están afiliados a esa teorización, muchos de ellos pueden terminar haciendo todo lo contrario, absolutamente todo lo contrario. Por eso situaba la referencia simbólica, la referencia escrita, de la Constitución del ’49. Porque uno tiene que tener una referencia tercera, de cual preguntarse por lo que genera como política. Ahora, en este momento, efectivamente en el justicialismo, hay divisiones, hay divisiones. Depende de qué provincia, si nosotros tomamos la nuestra, que quizás nos interesa porque el domingo vamos a votar, a mí me parece que, hay claramente un candidato que es Reutemann, que aparece desde el conflicto con el campo, no cierto?, separado, rompiendo con el gobierno, y jugando a sostener, digamos, ese dominio político que tuvo en la provincia, que supuestamente sigue teniendo, a partir de una trayectoria, de una cierta imagen, sin demasiadas propuestas, salvo, la propuesta clara de defender los intereses del campo, que coincide con sus intereses personales. Mientras que a mi me parece que el otro sector, que es el de Rossi, con el cual yo sí me siento identificado. Y en esto de Pienso, luego voto, bueno, es decir, yo voy pensando por ese lado, porque efectivamente con lo que uno va pensando, y se identifica, después produce el acto. Me parece que Rossi ha tenido una actuación como diputado, estos cuatro años, que ha acompañado, las leyes que este gobierno efectivamente sancionó y que produjeron un gran alivio a los sectores populares, por ejemplo, la ley de jubilación, la anulación de las AFJP, es decir, el millón ochocientos mil de jubilados que sin aporte tienen aunque más no fuera una jubilación mínima. Nosotros mismos como Universidad, la cantidad de aportes que hemos recibido del Gobierno Nacional. Los docentes, tuvo aumentos reales de sueldo. Yo desde que trabajo como docente en la Universidad, y miren que soy viejo, empecé a trabajar en el ’64 en la Universidad, tenía 21 años y gané el primer concurso como ayudante alumno. Y ahí en esa época, se pagaba un sueldo, con eso yo me pagaba mi jornada universitaria, la pensión, donde vivía. Entonces conozco. Hoy, el sueldo universitario, en relación a la hora que se trabaja, es un sueldo que permite hacer muchas cosas con él, además de tener una buena obra social, y de tener cobertura de salud, de vacaciones, y de trabajo digno. Sobre todo de trabajo digno. Por eso la Universidad sigue siendo un lugar de muchos privilegios que tenemos que cuidar muchísimo, muchísimo, de cualquier avanzada. Por suerte, la Universidad Privada, salvo dos o tres tradicionales que quedan por ahí, es decir, está mostrando cada vez que en realidad preparan técnicos para determinada demanda y se acaba la historia. Es decir, no tienen ninguna tradición académica en esos programas.

[...]

“Casualmente, y con esto ya termino por lo menos lo primero, después quiero que hablemos todos, no? Es decir, quería tocar un poquito el tema de los medios, y acomodar el imaginario. Una manera que los medios tienen de acomodar el imaginario, y de golpear el imaginario, es trabajar, por ejemplo, lo que hacen con la figura de la Presidenta. Es decir, la figura de la Presidenta, qué hacen?, hablan, no de la persona, la Presidenta, sino que hablan del matrimonio Kirchner, hablan del Presidente Kirchner. Qué quiere decir? que ellos están jugando permanentemente, y esto entra tanto en uno, en el interlocutor, que aún, aún, diputados, senadores, y funcionarios del Gobierno, cuando van a la televisión, repiten el mismo sintagma. Y esto es lo que se llama una contraseña semántica. Cuando uno quiere saber si el otro es un gorila, lo primero que va a escuchar es decir ‘el presidente Kirchner’. Porque Kirchner no es el presidente, la presidenta es Cristina Fernández de Kirchner. Ahora, que quiere decir cuando hago esta diferencia, es notar que nosotros tenemos la suerte de tener una mujer, que tiene una trayectoria casi desde su adolescencia, que ha ocupado infinidad de cargos políticos, y que tiene una formación como persona que realmente es admirable. A mí ese tipo de mujeres me emociona. Miren, la presidenta estuvo en Roma hablando treinta minutos, sin papel, adelante de todos los mandatarios del mundo. Hay que estar ahí, eh? Treinta minutos sin papel, adelante de los principales dirigentes del mundo. Y resulta que acá los medios nos quieren hacer creer que es una mujer torpe, más o menos neurótica, que contesta con monosílabos, que es lo que hacen, o nos quieren hacer creer que, y además ustedes ya han escuchado que cuando se dice el presidente Kirchner, el matrimonio Kirchner, el doble comando, todas esas expresiones que, les insisto, son contraseñas semánticas, lo que se está trabajando ahí también es una política de género, donde se supone que el que manda es el que tiene el pene. Entonces, a mí me parece que uno tiene que estar despierto frente a todo esto. Que esto no es un tema, que los medios trabajan así, hablan de esta manera, por una cuestión de ingenuidad política. Esto es una cuestión de dominación de lo imaginario, ¿para qué?, para que uno se afilie, y empiece a hablar de esa manera, y termine votando de esa manera. Como se ha hecho con el campo. Espero que nos entendamos, porque si en seguida empezamos, si vos estás a favor o en contra del campo, me termino peleando con mi sobrina. Y no es así. El campo, los medios lo trabajaron en relación a que Campo es como hablar de Patria. De manera que si uno está en contra del Campo, está en contra de la Patria. Y no es así. El campo tiene una cantidad, una complejidad enorme. Una cosa es una multinacional, que explota inmensa cantidad de hectáreas de campo, con soja, maíz, lo que fuera, o ganado. Otra cosa es un pequeño productor, que trabaja personalmente sus 50, 70, 80 hectáreas. Otra cosa es un pequeño propietario, que tiene 50, 70 hectáreas y las alquila, y hace negocio financiero, que no tiene que ver con el campo. Y otra cosa en todo caso, es el mediano productor, que puede tener 180, 200 hectáreas, y que en todos estos años, durante este Gobierno, a tenido un pasar extraordinario. Porque con 150 hectáreas en toda esta zona nuestra, es decir, mínimamente trabajando tiene unas ganancias excepcionales, no cierto? Entones, creo que establecer estas categorías hace que se rompa la idea de que uno está de acuerdo con el campo o en contra del campo. Yo digo bueno, hablemos de quién estamos hablando. Digo, para que entendamos bien, cómo los mensajes se arman para producir afiliaciones, y para determinar los actos.”

[...]

Luis Giunípero:
Hay una cosita de la que yo quisiera participar. Primero, sinceramente, me parece bárbaro la participación, y las opiniones, sobre todo la tuya, la primera, que permitió que se fueran enganchando todos, bueno. La primera aclaración es que yo hablé del docente universitario con respecto a los salarios, no a los docentes en general. Y la otra cuestión es la siguiente. Vos dijiste una cosa que yo, lo pensé como vos, bueno, vamos a trabajar en un rato, hablar de política, Pienso, luego voto, yo digo, bueno, yo voy a decir lo que pienso, y luego lo que voto. Porque si no para qué vengo acá? O sea, si ustedes me convocan a mí a que yo hable de Pienso, luego voto, yo traté de decir lo que pienso, luego, lo que voto. Ahora, si ustedes les parece que lo que uno vota tiene que reprimirlo, que es una invasión de alguien decir lo que uno vota, si yo no voy a obligar a nadie a que vote de nada. Ustedes se van de acá cada uno, piensa lo que quiere, saca las conclusiones que quiere, inclusive, me parece lógico que aparezcan las diferencias, sería horrible que no aparecieran. Pero por ejemplo, hay un discurso con el cual yo no coincido, que es suponer que los actos de gobierno de Kirchner, que Kirchner es un perverso que se ríe para la televisión cuando están bajando la foto del general Bignone, que es un genocida. Yo no creo que Kirchner se reía, ni era para la foto. Creo que es una convicción de Kirchner, que es un hombre que ha llevado adelante una política en derechos humanos.

Una estudiante:
Por eso, está todo bien que no opine igual.

Luis Giunípero:
¿Cómo?

Una estudiante:
Está todo bien que no opine.

Luis Giunípero:
Pero, también, está bien que pensemos las categorías que usamos para describir. Porque si no yo pienso que este mundo es un mundo de perversos que hacen cosas para salir en la televisión. Y no es así. Yo no puedo pensar así, me parece, un pensamiento que no se resiste. Yo creo que hay muchísimas cosas que ustedes han señalado, es decir, que el gobierno seguramente no pudo hacer, no sé si las podrá hacer, yo dije, no hay garantías, pero les insisto chicos, yo vine acá, primero, porque me gustaba el espacio, y con esas categorías que dijiste vos, bueno, voy a decir algo de lo que pienso; cuando empecé dije, no hablo desde el saber, no estoy dando una cátedra, doy opiniones, lo que pienso, y luego, si ustedes quieren, lo que voto. Eso fue lo que hice.

.

Pienso, luego voto (audios de la charla)

.







martes, 23 de junio de 2009

lunes, 15 de junio de 2009

Mich luciéndose en Carta Abierta

.
Del blog de Mich :





















En las próximas elecciones el LCK acompaña a Mich!

.
En las próximas elecciones de la Escuela, el Lacanocookismo acompaña a Miguel Mich AME-D para la presidencia de la EOL.

Vamos compañero Mich, con Ud. no pasarán !


Y a todos los gorilas de la Escuela, banana en mano, les decimos con nuestro querido colega, pe, pe, pelala, pe, pe, pelala...



.

domingo, 14 de junio de 2009

La Verdad sobre los Créditos Hipotecarios

.
Usted quería saber el por qué de los créditos hipotecarios recientemente anunciados, para que se pueda acceder con menor dificultad a la vivienda propia. ¿si?

No se preocupe, al lacanocookismo no se le escapa nada. He aquí la respuesta, pero se la damos a cambio de que no lo ande contando por ahí.

El siguiente video, como lo puede corroborar, corresponde al día 6 de abril de 2009.
.


.
Ahora que Ud. lo descubrió, ya sabe y entiende, como reza nuestro querido adagio, mejor que decir es hacer, y mejor que prometer, es realizar.

Si no, vean los resultados, un mes y medio después...


27 de mayo de 2009:

Diario Clarín: A un mes de las elecciones, lanzan nuevos créditos para la vivienda

Diario La Nación: Lanzan créditos hipotecarios para atraer a la clase media

.

domingo, 7 de junio de 2009

Fenomenología del Testimonial

.
El prestigioso especialista en temas económicos Marcelo Zlotogwiazda, recientemente ha publicado un post referido a la conflictividad entre el gobierno y el grupo Techint. En él arroja las palabras del testimonial Claudio Lozano, la presidenta Cristina y un parrafito de la Cepal, que no nos interesa.

Zloto nos ayuda a comprender la nueva hipocresía del matrimonio-olivos, citando las palabras de Cristina en la inauguración del "Campus" de Campana. Allí, mal que le pese a los kirchneristas sin sentido del humor, Cristina no lo insultó de arriba abajo a Paolo Rocca, sino que le dijo: "querido Paolo Rocca".

La segunda mirada sobre el grupo Techint podría haber sido de un Binner, un Juez, alguno que esté gobernando o en vísperas de aquello. Pero mejor que ello es la mentada figura del testimonial. En este caso, como el yogurt para ir al baño, Lo-sano.


Fenomenología del Testimonial:

El testimonial es aquél que posee la libertad absoluta de definir sus posiciones, variarlas, votar con las corporaciones agrarias, luego acomodarse; porque goza de un discurso sin consecuencias, entendido esto en términos de responsabilidad subjetiva y gubernamental.

Es decir, producen efectos como lo hiciera el wing piojo López. Desbordarán por izquierda, más toscamente según los momentos de la infructuosa carrera, tirarán el "centro" cuando se acerque el momento eleccionario, y algún Cabezón, entrando por derecha, o el significante que lo represente, terminará empujándola a la red mediática productora de los significantes hegemónicos.

El testimonial es vergonzante con lo que no es él pero podría parecérsele. Ha delimitado como valor central la hidalguía profesada en la derrota, lo cuál no está mal, pero el testimonial esconde algo: no es del todo sincero...

Mientras su figura aparece en los medios de modo tangencial, en mesas grupales, de forma esporádica, su estado no ofrece dificultades. Pero cuando la coyuntura mediática arbitra para que todos los focos le apunten a él noche y día, el testimonial se desplaza de la manía a la culpa, el afecto "engañoso".

Así, o no se cuestiona el lugar que está ocupando, o lo calla por apetencia personal.

En fin, podríamos seguir indefinidamente con estas descripciones, por eso hay que acotarse. Pero antes, permítannos un mensaje para el Perro:


Querido Perro:

...........Fijate, si andas con tiempo, pone la escucha allí por Tenaris, que están realizando las proyecciones económicas del año que viene con un dólar de 4.20. Y esto está yendo derechito para el presupuesto. Por lo pronto, para el mes que viene 15% de descuento en los salarios (de los no sindicalizados) y van a laburar un día menos (aunque laburan sin horas extras así que trabajaran lo mismo). Así es el "querido Paolo".
Saludos, el Lacanocookismo.

Para despedirnos, ya que comenzamos con Zloto --el especialista-- sería bueno recordar aquél programa de "Periodistas" cuando aún estaba el compañero Paenza, donde Zloto y Tenembaum oficializaban que habían optado para su jubilación las AFJP. No así el titán Paenza quién se había quedado en reparto.
.

viernes, 29 de mayo de 2009

Historia del Lacanocookismo (2º Parte)

.
Sartre dice que la filosofía materialista de Engels y Lenin es "impensable", en el sentido de un Unding, un pensamiento que no tolera la prueba del simple pensamiento, porque es una metafísica naturalista, pre-crítica, pre-kantiana, y pre-hegeliana, pero le reconoce generosamente la función de un "mito" platónico que ayuda a los proletarios a ser revolucionarios".

Leemos esta cita en el libro de Louis Althusser "Lenin y la filosofía". Aunque obviaremos detenernos en la discusión central que propone el texto, confiamos que vale la pena precisar algunas resonancias que nos provoca el virola francés respecto a una función del mito en la materialidad histórico-social del proletariado...

La construcción de un mito es eso..., una construcción. El mito como fábula, leyenda, acontecido en un pasado remoto e impreciso, encierra en sí una verdad histórica.


Matizar la hiancia entre sucesos reales e imaginarios, sorteando las trampas del idealismo y el empirismo --la dialéctica del lacanocookismo-- no excluye el repliegue emocional a la figura del mito, en tanto este elemento tiende a ser hegemónico en el partido LCK.

El Lacan que las hordas lacanocookistas imaginaban en Caracas, tenía existencia más allá de la propia persona de Lacan: producía efectos. Representaba al Otro negado de la historia, el éxodo del seminario 11 --la excomunión del líder-- en quién sus seguidores depositaban sus miedos y esperanzas.

Cierto clima de época, demagogia asamblearia que terminó adjudicando un rol aniñado a los discípulos en pos de un imposible y falso horizonte de igualdad y hermandad, llevó a Lacan a gestar el seminario "los nombres del padre"; queriendo redistribuir esta figura del líder-Padre-Sabio en distintas esferas del movimiento.

La oposición psicoanalítica, que lo negoció, no sin angustia, le indicó a Lacan que la metáfora paterna no debía ser desasida. De esta manera al Seminario "Los nombres del Padre" sólo se le otorgó una reunión.

"Tiene que ver más bien con la posición en que estuve durante dos años, la de saber que me estaban negociando; y me negociaban justamente quienes, respecto de mí, estaban en posición de colegas y hasta de alumnos". (Seminario 11, 1º Clase, pág. 12, Ed. Paidós. Jacques Lacan alude al "Vandorismo Psi")

"Se trata nada menos que de proscribir esta enseñanza, [...] y de convertir esta proscripción en condición para la afiliación internacional de la sociedad psicoanalítica a la cual pertenezco." (Seminario 11, Ibid. pág.11)


Así nacía una etapa de recelo y mutuas desconfianza, un violento repliegue hacia el círculo milleriano, expresado en la exitosa consigna que inoculó al interior del movimiento: "de la casa al consultorio, del consultorio al hogar". A veces esto coincidía: en la casa estaba el consultorio. Esto constituía una unidad topológica imposible de leer sin el respaldo lógico de la imagen de hermandad del pueblo analítico.

Claro que este encierro vaciaba a las 62 organizaciones psicoanalíticas, que ante su situación de extrema debilidad pegoteaban su lugar de semejante con el de AE. Gradación conseguida con el grito "queremos a-francesados en las listas".

En fin, pequeñas anécdotas que conforman aspectos ficticios y no tanto... A varias décadas de hegemonía del Brujo Miller, aquí, desde este humilde blog, recordamos ya no la mencionada consigna privatista, sino el fervor de aquellos lacanocookistas de antaño que no dudaban en cantar entre bombos y divanes: "estos son!, aquí están!, los soldados de lacan!!!"
.

jueves, 28 de mayo de 2009

Comunicado de Roberto Retamoso sobre Historia del LCK

.
Hemos recibido el siguiente comunicado del ilustre comandante Roberto Retamoso, en relación a la primera parte de la Historia del Lacanocookismo



Sencillamente, brillante. El mejor registro historiográfico que he leído de aquella gesta inconclusa, la marcha hacia Caracas.
Quizás podría enriquecerse con anécdotas y testimonios, como la de esa pareja de analistas locales que acordaron telefónicamente una entrevista con el Maestro para comenzar un análisis en Venezuela. "Si ahora las sesiones no tienen un tiempo definido (se habían terminado los consabidos 50 minutos donde a veces las sesiones se estiraban inútilmente mediante silencios usados de relleno) quizás en tres o cuatro sesiones de unos pocos minutos podamos terminar nuestro análisis formativo" supusieron. "Aparte, después del desayuno, o en algún vernisagge de ésos que se sirven cuando concluyen las deliberaciones y aún falta para la cena, podemos enganchar al Viejo en el lobby del hotel -viste que tiene unos sillones buenísimos que se pueden usar como diván, decía con entusiasmo ella- y practicar allí nuestro soñado análisis con el Sujeto Supuesto Saber Primero." Así fue como entregados a ese sueño adolescente marcharon a Caracas, para encontrarse con la sorpresa de que quien ofició de analista en tales circunstancias fuera el Brujo, el Yerno Inscripto y Reconocido como Hijo (político) en el Registro de lo Simbólico.
-"Pero cómo, no era con el Maestro..." balbuceó tímidamente él, para encontrarse con la respuesta contundente: "Todo lo que Él pueda decir lo digo yo, ya que sólo hablo la Palabra Suya. Desde ahora no sólo son también Sus Discípulos, sino que serán además Los Difusores de Su Palabra en el Cono Sur. Crearán las Escuelas de Proyección Lacaniana, venderán entre sus miembros las ediciones de los Seminarios que voy realizando, y tributarán por medio del Pase las Transferencias (bancarias) imprescindibles para sostener nuestro dispositivo institucional. "
-"Bueno, está bien -intervino entonces ella- pero y nuestro análisis?...
"Ah, Ja, me había olvidado..." - respondió con jovialidad El Elegido- "No se preocupen por eso. Ya utilizamos el tiempo lógico necesario, está todo claro, saben lo que tiene que hacer...Su análisis ha concluído!... "
Y así fue como ungidos en el cuerpo metonímico del Significante Vacío que Todo Lo Dice, regresaron a Rosario para desarrollar la extraordinaria tarea de convertirla en la Capital (sustituta) del Lacanismo Argentino.

Roberto
.

viernes, 22 de mayo de 2009

Desafío ARI de la blancura

.
Veíamos hace poco en el blog de Artemio el video que oportunamente había subido Diego F de Mundo Perverso, en el que escuchamos a don Mariano adjetivando a Néstor como una mancha en la piel de la república.




Si de manchas hablamos, para nosotros Pierre es como el Quijote de la Mancha, quien junto al Napia les toca el inexorable destino de ensuciarse por la patria.

Pero si sos progre y no te gustan las manchas, no te preocupes. No importa que te ensucies, ARI siempre te dará esa imagen limpia de blancura republicana aunque te pliegues y revuelques impúdicamente a los tradicionales reclamos de la oligarquía vernácula. Sí, a vos te hablo, a vos que lo estabas esperando, ya tenés para las próximas elecciones una propuesta más que republicana, y con profundas convicciones cívicas y morales...





martes, 19 de mayo de 2009

Masotta '56 – 5. Resignación, Pasividad y Golpismo

El guerrero y el santo, decíamos. Sin embargo, Victoria Ocampo dice: “... héroes o santos de la grandeza de un Gandhi”. El espíritu de Victoria Ocampo es una gruta con una vuelta secreta y pública a la vez: el héroe, no será el guerrero. Ni la espada ni el nervio definirán al heroísmo. Este, por el contrario, será flaccidez, pasividad, quietud, “resistencia pasiva”. Pero aún así: ¿resistencia a quién? ¿Con quiénes se solidariza ese espíritu que se autodefine como fe en triunfo de la quietud y de la espera pasiva y como rechazo de toda violencia? La “resistencia pasiva” en Gandhi, para decirlo en lenguaje sartriano, estaba en situación. Representaba la respuesta concreta de un pueblo frente a las imposiciones y las negaciones de la nación colonialista. Era una lección moral ofrecida a la nación opresora –la más inteligente de las lecciones ya que se basaba en el espíritu mismo (“profundamente” cristiano, protestante: “evangélico”) en que Inglaterra estaba comprometida por su tradición y por su historia. Pero era a la vez una táctica política, un modo de luchar de acuerdo a una estrategia definida, a fines precisos y a objetivos determinados. La “resistencia pasiva” en boca de Victoria Ocampo se nos ocurre en cambio fantasmal. ¿Quiénes son sus aliados? ¿Quiénes, concretamente, aquéllos contra los cuales lucha? ¿Cuáles son los principios de los otros que ella reivindicaría para sí, al estilo Gandhi, para ajustar el contragolpe? ¿Lucha ella del lado de aquellos hombres que en una sociedad que los niega necesitan de una liberación concreta para ser hombres? ¿Está ella contra esa negación que los viene de una sociedad injusta que los quiere objetos, miseria, ignorancia, cualquier cosa menos hombres? “Perdónanos nuestras deudas como nosotros perdonamos a nuestros deudores”. ¿Pero Gandhi, de quien tenía que hacerse perdonar? El “pongo” boliviano, el “roto” chileno, el campesino guatemalteco, ¿tienen acaso deudores a quienes perdonar? ¿Qué es lo que tienen que hacerse perdonar? ¿Sus enfermedades, su fealdad, sus robos, sus crímenes? Es estúpido: ellos nacieron en una sociedad que los preparó pacientemente para que no puedan ser otra cosa. ¿Esas “hordas peronistas”, que salieron a las calles a quemar iglesias, qué era lo que tenían que hacerse perdonar? A no dudarlo: la falta de delicadeza... ¡Ay, de ustedes nuestros queridos socialistas, de ustedes que ayer sufrieron algunas cárceles no demasiado incómodas, posteriormente golpistas declarados y más posteriormente responsables de casi la totalidad de las medidas antidemocráticas del presente gobierno democrático, hábiles salteadores de sindicatos, hábiles salteadores resguardados por las fuerzas de la Infantería de Marina, casi-valientes de ayer y cobardes de hoy, sostenedores y justificadores de todas las violencias llevadas a cabo en nombre de la moral y de todas las comisiones investigadoras que aún no han dejado de tener metidas las narices en el sexo de las adolescentes que tuvieron relaciones con Perón, ay de ustedes nuestros queridos socialistas hoy con la mierda hasta los codos y que otrora habían puesto todo el honor revolucionario en el anticlericalismo, de ustedes aquellas “hordas” esperaron algunas palabras de justificación! Era necesario decir muy poco: no que la destrucción de los templos, de los cálices e íconos era brutalidad o fealdad, sino que eran ineficaces. No que la dignidad de la cultura o de alguna dignidad sin nombre y emplazada por encima de la cabeza de los hombres adosara ipso facto un juicio moral a aquellas destrucciones. No que la fealdad se asimila a la maldad y el parecer al ser, como en el moralismo más craso. Era simple, había que comenzar por explicarles que tenían razón, que los templos, símbolos arquitectónicos de una moral divina eran a la vez los símbolos de la inmoralidad humana, que la historia de la Iglesia era la historia de la lujosa justificación divina de la opresión humana y que en este sentido ninguna moral podía enjuiciar la destrucción de objetos religiosos –catedral o crucifijo de madera– que tan largamente habían oficiado de “pundonor solemne” a la violencia humana. Había que explicarles que tenían razón. Pero a la vez, había que decirles que de la razón no surge de por sí una táctica. Había que explicarles que estaban equivocados en su manera de tener razón. Había que explicarles que en el juego político los objetivos inmediatos pueden no coincidir con los fines lejanos, o que difícilmente coinciden, y que si los últimos no deben dejar de ser apuntados pueden en cambio traicionar a aquéllos que los desean alcanzar demasiado rápidamente. Había que decirles que no tenían razón en su modo de estar equivocados. Brevemente: había que hacer recordar la experiencia española. Aquellos años de rebeldía y de anarquía incendiaria que terminaron por fortalecer a lo que se quería destruir.

(“Sur” o el antiperonismo colonialista en 'Conciencia y Estructura'. Ed. Corregidor. Bs.As. 1990. pp. 114-116)

domingo, 10 de mayo de 2009

Lacanocookismo Clientelar

.



" Hay que ir casa por casa, cuadra por cuadra, manzana por manzana", parafraseó Dante Gullo, meses atrás, siguiendo el discurso de Néstor Kirchner, como si aquél desagravio constituyese un acto más de la campaña ya lanzada.

Hoy, con las listas confirmadas, damos a conocer el aporte del lacanocookismo:
.
Para llegar a las próximas elecciones, romperemos el principio de la abstinencia y arriaremos nuestros pacientes, desde los divanes hasta las boletas K, prometiendo bajar el precio de las sesiones si votan por los KK. A esto le llamamos, una justa intervención clientelar, fundamentada en el grafo del tilingo y sustentada por el deseo-del-analista. Qué joder!
.

viernes, 8 de mayo de 2009

Las 4 heridas narcisistas

.
“Las verdades más espinosas acaban por ser escuchadas y reconocidas una vez que los intereses heridos y los afectos por ellos despertados han desahogado su violencia. Siempre ha pasado así, y las verdades indeseables que nosotros los psicoanalistas tenemos que decir al mundo correrán la misma suerte. Pero hemos de saber esperar”. Nuestro yo no soporta las heridas narcisistas, lo que, en “Una dificultad del psicoanálisis”, Freud llamará “las tres ofensas sufridas por el yo”: la cosmológica, la de la inmortalidad, y la psicológica. Otra vez, la otra escena destierra al yo de su soberanía absoluta."

El compañero Luis Gusmán

Para el lacanocookismo, fueron 4 las heridas narcisistas por las que ha atravesado el hombre en su reciente historia contemporánea. Las cuatro ofensas sufridas por el yo, a saber: la cosmológica, la de la inmortalidad, la psicológica y la justicialista (o populista).

Estas 4 heridas narcisistas fueron ejecutadas bajo el imperio de cuatro nombres: Copérnico, Darwin, Freud y Perón. Y las podemos resumir sucintamente en los siguientes puntos:

-> En relación al Universo
-> En relación al Animal
-> En relación al Inconsciente
-> En relación al Peronismo

Las resistencias provocadas por estas verdades, surtieron variopintos efectos condenatorios al interior de cada contexto en el que se desarrollaron y desarrollan. Estas verdades indeseadas, son el índice a través del cual nos introducimos en la dimensión de la responsabilidad del sujeto y la relación con su deseo.

Sabemos que nunca hubo mejor táctica que el saber-hacer, pero como lo demuestran las incontrovertibles reacciones que generaron estos pensamientos, este saber-hacer nunca ha sido sin un estratégico y prudente saber-esperar, sin menospreciar las poderosas fuerzas que se abaten como obstinada resistencia a su paso.
.

martes, 5 de mayo de 2009

Masotta '56 – 4. El Grito y el Rezo

.
Entendamos: en Sur no sabrían asignarse a sí mismos ningún tipo de actitud mediocre. Seguramente que se trata de espíritus abisales... ¿Y no es en el borde de dos abismos opuestos donde se sitúa, para Victoria Ocampo, la comunicación humana? Es importante, nos parece, señalar aquí que Victoria Ocampo sólo conoce dos modos de comunicación: el grito y el rezo. Y seguramente: ¿qué podría quedar de la palabra, del modo simple de reciprocidad, en ese espíritu roído por tantas contradicciones? De esa aparición de la cobardía en el lugar donde debería haber la valentía? ¿De la toma de conciencia de esa cobardía? Es seguro: confesión, llanto, ruego humilde y altanero a la vez, desafío, orgullo, culpa, desprecio, etc.; resumiendo: hay sólo dos modos de comunicación: gritar o rogar. Gritar, notemos, que es la negación del modo más simple de comunicación que es espera de la palabra del otro, simple reconocimiento del otro, para alcanzar a través de él el propio reconocimiento... En el origen del grito está el no reconocimiento del otro. La abolición de la contestación. Gritar es alcanzar al otro en lo que tenga de más esencial, alcanzarlo de un golpe y acallarlo. Más exactamente: herirlo. Herida de lanza o estocada: he ahí la imagen que más perfectamente remeda al grito en el seno de la comunicación. En el rezo, en cambio, se trata de hacer presa del otro, pero de distinta manera: envolviéndolo... Cuando oímos rezar, en voz baja, calladamente, las palabras cuyo significado no alcanzamos a entender van entrando en nosotros lentamente, como en contra de nuestra voluntad nos cubren, nos van ganando como por adherencia física, como un baño en que el agua fuera subiendo lentamente desde los tobillos hasta terminar por cubrirnos o como en el proceso de una enfermedad en que la fiebre aumenta lenta y sostenidamente hasta que al fin, apresándonos, termina por sumirnos en el desgano y en la postración. Obsérvese que rezo y grito forman una pareja en que el otro es puesto como objeto y nunca como libertad a convencer. Grito y rezo, espada y oración, el guerrero y el santo, o como bien dice Simona de Beauvoir, la bomba atómica y la cultura. Enemigo a doblegar o cuerpo calenturiento, el otro es en ambos casos suprimido como sujeto. Sujeto de conquista o de misión se tiende a convertirlo en objeto. Conquistadores y misioneros por un lado, seres dignos solamente de ser conquistados o salvajes poseídos por alguna religión pagana por el otro: entre estas dos especies de seres de naturaleza tan desigual es imposible el diálogo. Los segundos serán cuerpos para herir o para probar los adelantos de la técnica o salvajes que desconocen simplemente la lengua de la civilización: es decir, lo opuesto a lo que los primeros entienden por hombre. Y entre un hombre y un subhombre, se sabe, no cabría diálogo alguno. Entre un francés –hombre de la civilización occidental– y un malgache la palabra es imposible: sólo queda la policía o la cruz.

(“Sur” o el antiperonismo colonialista en 'Conciencia y Estructura'. Ed. Corregidor. Bs.As. 1990. pp. 112-113)