sábado, 17 de abril de 2010

Estanflación analítica.


Cualquier ñato que tenga un amigo o familiar dedicado al psicoanálisis, ha tenido la experiencia de constatar, que lo que dice esta “persona”, lo que opina, no difiere en mucho respecto del bla bla del resto de los mortales.

No será lo mismo para los pacientes, pero estos transfieren hacia un analista. Les importa lo que dice y hace sólo él/ella. No la comunidad analítica en general, no Lacan, y no Freud. Al paciente del llano, le chupa un huevo si su analista es Kleiniano, Lacaniano o Laplanchiano.

Sin embargo, así como los Abogados constitucionalistas pululan en el mundo Clarín, realizando una actuación donde no se les entiende nada salvo su "fallo mediático"; los Psa insisten en colaborar a la formación de opinión desde la categoría de especialistas.

Ejemplos:

A)Sergio Rodriguez que al parecer después estuvo en Carta Abierta, publica una nota en Pág. 12 en el medio del conflicto con los chaquers:
"La conciliación sin necesidad, y el rencor, son malos consejeros. Ya hay voces que piden la renuncia del vicepresidente Cobos. Le exigen “que acompañe al Gobierno”. No tienen en cuenta que el presidente del PJ y la presidenta de la Nación lo tuvieron todos estos meses de florero, tanto a él como a la corriente radical de la que provenía. O sea, no fueron compañía. Y el emisor recibe del receptor su propio mensaje invertido" (?)

B)Esta semana en perfil: Opinan los psicólogos: por qué Cristina no pronuncia la palabra "corrupción"

"La palabra corrupción no forma parte de la teorización psicoanalítica, es un término que tiene que ver con lo legal, y desde el punto de vista de algo que corrompe y tira por debajo la cuestión de la moral y de la ética", explicó a Perfil.com el psicoanalista Enrique Novelli, miembro de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA), quien agregó que "el que una persona no lo mencione puede responder a una actitud netamente voluntaria o puede aparecer como algo que tiene que ver, desde el punto de vista de un mecanismo inconsciente, con una negación".

Novelli analizó que es complicado particularizar la situación porque habría que ver la singularidad de esa persona. "En el caso particular no podría decirle, pero hay como una posible declinación que se podría pensar desde el punto de algo corrupto como algo que pervierte una ley y en análisis es como una perversión, algo que pervierte un ordenamiento establecido", sostuvo.

El psicoanalista señaló que cuando surge una negación, desde el punto de vista del inconsciente, es porque hay un mecanismo que tiende a evitar que esa palabra aparezca: "La palabra lleva un sentido que puede promover cierta angustia, entonces el aparato psíquico funciona evitando el sufrimiento y el inconsciente lo reprime"

C) el sentimiento inconsciente de culpa reconoce manifestaciones muy variadas según expresó a LA NACION el médico psicoanalista Jorge Kury.

Un ejemplo de este tipo de sentimiento de culpa podría ser el de un niño pequeño que, al romper accidentalmente un juguete, tal vez intentará repararlo, pero si no lo consigue, lo arrojará al piso hasta terminar de destrozarlo. Otro caso sería el de un adolescente que ofende a su novia, luego se arrepiente y le pide disculpas; pero pronto sentirá, con alguna razón, que su pareja lo debe querer menos y, para probarla, le inflige una ofensa mayor hasta despedazar el vínculo.

Los numerosos errores de Néstor Kirchner a lo largo de este convulsionado proceso electoral, que concluyó ayer con su derrota, podrían inscribirse dentro del sentimiento inconsciente de culpa que definen los especialistas.



Alfredo Zaiat citaba a la economista inglesa Joan Robinson, la cual enseñaba que “estudiar economía no es tratar de adquirir un conjunto de respuestas listas para satisfacer los interrogantes económicos: es aprender a no dejarse inducir a error por los economistas”.

Proponemos, mutatis mutandi, una versión para nuestra parroquia: “estudiar los textos analíticos y el propio análisis no es para tratar de adquirir un conjunto de respuestas listas para satisfacer los interrogantes psicológicos: es aprender a no dejarse inducir a error por la cosmovisión progresista tilingaux et psicoanalicé”. Con lo que se estaría recayendo, si se nos permite la expresión que recordara arteramente el mingo Cavallo, una estanflación analítica: fenómeno producido cuando la actividad analítica no crece (está estancada) y hay un aumento sostenido de tilinguería (inflación progresista).

4 comentarios:

fer drän dijo...

Es curioso que teniendo los psicoanalistas para argumentar, en la misma literatura analítica (aunque mejor sería investigar un poco más, no?), textos desde un punto de vista social (Totem y Tabú, Psicología de las masas, Malestar en l Cultura...); estos casos que citás se basan en aforismos y teorías sacadas del contexto y traspoladas hacia cuestiones que no tienen nada que ver...

Lacanocookistas dijo...

Sí, algunos son una esponja de prejuicios, que a medida que leen, van absorviendo la teoría que reafirma lo que ya "saben". Y con tal de figurar para darse prestigio, no tienen repararos en convertirse en especialistas de la pelotudez.

Marité Colovini dijo...

Ya dijo Lacan que no hay metalenguaje...por lo tanto, usamos el mismo lenguaje para practicar el psicoanálisis, para teorizar en psicoanálisis y para hablar como ciudadanos.....yo creo que si tratamos de explicar "Todo" con el psicoanálisis perdemos de vista que no todo es explicable a través de su teoría. A veces no sé por qué los psicoanalistas no nos dedicamos a seguir pensando en lo que hacemos.....aún queda mucho por explicar y teorizar.....

Anónimo dijo...

Que la gente del ámbito psi da vergüenza ajena opinando de política no es ninguna novedad. Lo me parece muy interesante (y eso es algo de lo cual Lacan se quejaba de forma continua) es que dan vergüenza ajena hablando de psicoanálisis.

Luciano Ouviña