miércoles, 1 de octubre de 2008

Cocina de Hombres


"No hablo para idiotas" decía Lacan en clara referencia al tilingaux de la France. Pero, hay que decirlo, no existe ninguna prueba historiográfica que pueda desmentir de que en realidad se estuviese refiriendo no tanto a los pobres franceses, que siguen soñando con la égalité (para los franceses obvio), sino a las propias huestes de nuestra vieja y querida Argentina.

Esto viene a cuento porque nos estamos refiriendo a las repercusiones de la prensa local sobre el discurso de nuestra querida Cristine en la asamblea de la ONU.

Empecemos esta serie por ese diario recientemente inaugurado por la cara más cool-sprite del periodismo criollo, el capocómico del Maipo. Diario que supo elegir su nombre (Crítica) de aquella experiencia exitosa del pasado, es decir, de aquel periódico que otrora no ahorró en descargar munición pesada sobre el peludo Yrigoyen, precisamente, por sus detestables medidas ‘populistas’. Diario que hoy sabe tener un plantel de pasantes para que publiquen y trabajen, es decir, para que no sean vagos como los del ‘otro modelo’, y de paso, ya que estamos, darle ese look progre y democrático, de cuyos fundadores y referentes parecen haberse olvidado. Bueno, tampoco hay que tener tanta mala fe, el time no da para todo, y armar un Maipo no es joda.

Vayamos al grano (pero esta vez no la soja). Susana Viau, en su editorial sobre Cristine en la ONU, le chanta al título de su trabajo la siguiente frase: “SEÑORA, USTED COCINA MUY BIEN, PERO HÁGALO EN SU CASA.” Susanita qué? Una nena que tu padre trajo?

Ella dice en alusión al tan difamado efecto jazz como lo denominó nuestra presidenta:

“Igual que si fuera uno más de los centenares de discursos pronunciados en los clubes del conurbano, ante la Asamblea de las Naciones Unidas la Presidenta improvisó...
[...]
Lo peor es la frecuencia con que Cristina Fernández olvida el modo en que su rango obliga a tratar las cuestiones que hacen a la vida de otros pueblos y a los jefes de otros gobiernos.
[...]
En el País Vasco, las “sociedades” (sociedades gastronómicas, en las que las ollas y los fuegos sólo les están permitidos a los hombres) suele haber un cartelito que advierte: “Señora, usted cocina muy bien, pero hágalo en su casa”. No estaría de más parafrasearlo y sugerirle a la Presidenta que ya está bien de experimentos. Nadie le discute su derecho a hablar sin libreto, pero sería conveniente que lo evitara cuando lo hace en nombre de la Nación.”


Susanita!! Primero, no pensamos que nuestra presi tenga que ir a la ONU en nombre de la Nación. Y segundo, no esperábamos (la verdad que no, ammm) que todavía se siga alentando esa cosa tan de acá, eso de que algunas mujeres sirvan como fuerza de choque de los 4VA (4VaronesArgentos), que la manden a callar (en defensa del ‘gremio’ mujeril), que la con-chuda se vaya con-chavez, o más civilizadamente, como es el caso para esta ‘mujer’ que escribe en el Crítica, que la mande directamente pa'las casa y que se quede en la cocina... y no rompa más las pelotas.

Ya lo sabemos, Sabat, si le pasa algo a la conchuda, fuiste vos. :-P

PD1: Ya que Susanita prefiere la claridad del ex-obrero brasuca, hoy devenido chef tolerable para la tilinguería afectada de nuestra correctísima prensa local, a lo mejor le guste más la siguiente feijoada:

"No considero justo que ahora que (los países en desarrollo) comenzamos a mejorar un poco en el siglo XXI, seamos sacrificados porque el sistema financiero internacional se convirtió en un casino en el que las personas apostaban a ganar dinero fácil sin ninguna responsabilidad", denunció el presidente brasileño tras la reunión.
El mandatario denunció que ese mismo sistema financiero que pasó "las últimas tres décadas diciendo lo que nosotros debíamos hacer", no se lo aplicó a sí mismo.
Lula pidió que el gobierno, el Congreso y los empresarios en Estados Unidos "encuentren ya una salida y no permitan que la disputa electoral obstaculice las decisiones económicas que deben ser tomadas por Estados Unidos para que la crisis no se profundice en otros países".

PD2: Sandra Russo, te bancamos a morir!





6 comentarios:

sin dioses dijo...

Susana Viau gracias a Critica se convirtio en Susanita de Mafalda, Critica esta tan descompuesto que da asco, ¿una pregunta vieron alguien leyendo en papel a Critica?

aguantejauretche dijo...

No hay que olvidar, queridos amigos divanescos, que la chica esta es reincidente. En ocasión de la reunión de Presidentes en Uruguay, Cristina mencionó la palabra "timba" refiriéndose a ella como "expresión rioplatense". Para qué, la Susanita se mandó toda una parrafada diciéndole que si "cojiera" un diccionario se enteraría de que timba era en realidad una palabra castiza, que patatín que patatán. Leyéndola pensé en los poetas del tango, que parece que escribían en castizo al decir "aprendí filosofía, dados, timba y la ironía cruel de no pensar más en mí". Desde ese día Susanita pasó a ser para mí la cojedora de diccionarios.

Anónimo dijo...

Que no cambie las formas de dar discursos en las naciones unidas, mejor que en el conurbano lea, y que sean chistes de Yayo, para la negrada arriada. Así Viau no la Critica digitalmente.

no puede leer!! Quizás no sepa leer!! que verguenza!!

la cuestión argentina dijo...

El Desubicado: Las gatitas y ratones de Jorge. Por An´drés Abramovsky



Otra vez un periodista disfrazado de noticia, hmmmm. Como la vaca que trabajo no encontraba y que quería ser bailarina pero el cuerpo no le daba, el periodista escribió un par de libros con onda sobre la historia argentina, aportó su aguda mirada sociológica para dirigir un video de la Bersuit un poco excedido de lugares comunes, emuló a Michael Moore en un justiciero documental sobre la deuda externa protagonizado por niños pobres que tienen hambre, fundó más diarios y revistas, le puzo su voz con onda a un comercial de una gaseosa multinacional para niños ricos que tienen tristeza y ahora, por fin, vuelve a lo que al parecer más le gusta: fumar en público.
Como si no le bastara con perderse entre la cada vez más difusa frontera del arte y el espectáculo, El Desubicado se apresta ansioso a ir al teatro de revistas para ver el debut del periodista videasta documentalista escritor novelista cuentista publicista y locutor de spots de gaseosas multinacionales para niños ricos que tienen tristeza Jorge Lanata.
El Desubicado avizora un nuevo duelo de argentinidad al palo en el que no sabe de qué lado no enrolarse: los agoreros de siempre ya vaticinan que el único papel posible para Lanata, en un escenario, es el de máquina de humo humana. Pero también están esos argentinos a los que les interesa el país que se entusiasman con una reencarnación de Tato Bores que devolverá la política al lugar que nunca debió abandonar en la revista porteña.
"Me convencieron porque tenía ganas de estar acá, es muy lindo. Nunca lo hice y tiene magia. Y también lo hago porque Discépolo y Parravicini lo hicieron antes". Sin entrar en comparaciones, según aclaró, así explicó Lanata las palabras mágicas con las que el empresario Lino Patalano lo convenció de que reemplazara al actor Antonio Gasalla en la revista del Maipo. Buen argumento, aunque antes que el regreso de la política a escenarios dominados por la frivolidad sería mejor que la frivolidad se corriera de los escenarios supuestamente regidos por la política (perdón tía, esto deberá leerlo dos veces).
Tampoco hay que pensar que pueda haber algún problema en el escenario. ¿Acaso no ganó el periodista deportivo Tití Fernández el concurso cantando por un sueño? ¿Y el periodista de espectáculos Polino no hizo temporadas en Mardel? Ya lo adelantó Jorge, su tarea será la de una suerte de ¿editorialista?, que adelantará los títulos del diario de mañana y los mechará con chistes muuuuuy divertidos que ya está pergeñando, como repartir entre el público las declaraciones juradas de políticos, hablar sobre Belgrano. Jua, juá, se imagina El Desubicado absorto de risa en la butaca, ignorando el culo de Ximena Capristo tratando de eclipsar a la chispa lanatesca.
El Desubicado sabe que no optará por ninguna opción en esta dicotomía en ciernes. Lanata tiene derecho y talento suficiente como para hacer lo que le plazca, más allá de haber demostrado versatilidad y muchos cojones a la hora de exponer su irreprochable prestigio al experimentar en otros campos del pensamiento y la comunicación de ideas.
Sin embargo, no es la imagen o el rol de Jorge Lanata como ronco remedo de Pinti lo que perturba al Desubicado. De última, eso es parte del reino de la boludez. Pero hay una tendencia que parece imponerse, fuera de foco, por encima de la escena: periodistas que trabajan para un público dispuesto a tirarles tomates o aplaudirlos. Periodistas chequeando su trabajo con esa colectividad irreflexiva —por estos días llamada "la gente"— sólo capaz de entablar relaciones binarias basadas en el amor o el odio, como toda barra brava o club de fans.
Para El Desubicado, el periodismo no es demasiado compatible con la búsqueda del aplauso o el vedettismo, porque...
—Pare, pare, discúlpeme, por favor, la verdad es que su reflexión sobre las fronteras del arte, el periodismo, el espectáculo, la política, el rock, las gaseosas, la demagogia y la sociología me parece una reverenda huevada. Hasta ahora, lo único que entendí de todo esto se llama Ximena. ¿No le diría a Jorge que me consiga un autógrafo?

Jóvenes Cacharienses dijo...

Muy bueno el Blog!.
Un comentario, los gorilas son brillantes para hacer carteles... lástima que no EVOloucionan y se quedan en eso.
Lo único que hacen es insultar... porque no se les cae una idea de la camioneta.

Aguate Kristina!!

Anónimo dijo...

Realmente esas fotos lograron generarme.. ganas de matar a alquien!!! se que eso esta mal, pero realmente compañeros.... me averguenzo de ser mujer cuando veo que las que llevan esos carteles son mujeres... esos insultos, o el tenor de esos insultos, ni al innombramble se los decian....
no voy a ver mas este blog... me hace mal a la ulcera... (mentira!)