sábado, 27 de noviembre de 2010

BUENAS CONCIENCIAS


Las buenas conciencias se alzan ante el optimismo babieca. Ajjj! la historia!! Una pesadilla de la que no se puede despertar!! Decretando, ¿a conciencia?, la imposibilidad de toda política en el arribo a un discurso fuertemente neoliberal y arrasador.

Derrotismo que se cree lúcido, llevando tras de sí toda intentona: babieca, troska (quien no la detesta cuando la detecta), pero en fin, ellos se sitúan del lugar de la verdad histórica, desde donde ven fracasar todo movimiento que intente contradecir la marcha de la historia, que para ellos, dicen, no tiene sentido, pero que, acto seguido, no avizoran otro que el impuesto. Luego, si por su cinismo fuera poco, como diría el Bebé, se montan, rastrera y posteriormente en algún proceso del cual no participaron.

De ahí su ubicación indigesta y alejada de toda realidad, encuadrada en los límites, no por eso agradables, de su despacho u oficina. Se cuidan limpiamente adónde caer, adónde firmar, en qué posición quedar. Ellos, desde su irreductibilidad Ética de laboratorio, desde su clínica de lo Inaudito, Invisible e Inasible para los vulgares, no son más que Incoloros e Inodoros. Ellos, diciendo en no pocas oportunidades que no quieren hablar de ellos ni designar pronombres. No irritar con posiciones gramaticales asumidas. A ver si después tendrán que asumir lo que llaman shifter, alguna declinación peligrosa que a cada tanto apuntalan con solemnes alfileres.

“Pero no es eso lo más grave; sino, ¿cómo se sabe de antemano si la intentona será destinada a la cárcel o a la gloria? Contra los que importan sabiduría canónica, el que lucha apuesta a favor de la revolución y de su vida única e irremplazable. El análisis de los “científicos” se vuelve una simple lectura de datos sin misterio: ellos aciertan siempre, porque aciertan con Ho Chi Minh, con Fidel Castro o con Lenin, es decir, se apropian de los aciertos ajenos. Acertar con Fidel Castro es intentar lo que él intentó, seguir el camino que él abrió . En último caso siempre es preferible ser derrotado o muerto con Pierre, que acertar y triunfar con Nelson Castro, Joaquín Morales Solá o... Caparrós. Sobre todo, mucho más alegre.”

(John William Cooke. La revolución y el peronismo. 3. El cuadro de la situación obliga a definir los planes de iniciación de la lucha revolucionaria. pág.87-88. Ed Quadrata. 2007. BsAs)

7 comentarios:

Diego Stechina dijo...

Un tema para proximas publicaciones podría ser la Nueva Ley de Salud Mental Nacional y la "Salud Mental" de la presidenta según EE.UU

Matías dijo...

También se apropian de los malestares colectivos (?) tipo el voto en blanco, voto bronca et al.: según ellos, en el 2003 ganaron ellos porque propusieron impugnar. Se apropian de cosas acéfalas.

Zeus dijo...

No se entiende el concepto (menos aun que el peronismo). Tenga a bien replantearse el post, y por que no su existencia, gracias.

Lacanocookistas dijo...

Zeus, vos sí que la tenés adentro

Anónimo dijo...

Coincido con Zeus, el peronismo es la ruina de este país. Y si La Ferla habla de tenerla adentro, es porque sabe muy bien lo que es.

Damian dijo...

me encanta la respuesta de lacanocookistas a zeus... esa es la democracia que propagandea el peronismo ¿kirchnerismo? estoy confundido...

Anónimo dijo...

Coincido con Damián. Justamente, los que no estén de acuerdo con el "modelo", tienen dos destinos posibles: gorila o "la tenés adentro". No tienen otra posibilidad en sus cabecitas. Esa es la democracia. Quieren silenciar la diversidad y sólo se puede estar con ellos o en contra de ellos, según su perspectiva. De diálogo, ni hablar.