sábado, 8 de agosto de 2015

Washington Shibolett: Emprendedorismo y Acompañamiento Terapéutico



Conferencias de Chivilcoy.
Segunda parte: Parentesco con el “artesano”


-Buenas tardes, seguimos con la segunda reunión del licenciado Washinton Shibolett.

-Gracias Ramón, y qué alegría la lluvia, no? En Rosario no me agrada que llueva porque siempre me arruina algún plan, pero acá no habiendo nada para hacer, me gratifica.

Quiero que nos introduzcamos de lleno en la labor artesanal del acompañante terapéutico. Ustedes saben que el artesano, contrariamente al comerciante, no se dedica a la reventa de artículos sino que los hace él mismo o les agrega algún valor.

En igual sentido, un AT que reproduzca los “artículos Psi” y no haga él mismo su trabajo, sea con los textos, o en su análisis, es un AT consignista. Esto es un mero reproductor de poses y frasecitas hechas. Un depósito del parloteo del Equipo.

Todo Equipo habla del pasado, aún cuando no lo tenga explicitado. El AT consignista, cree que el equipo habla del futuro porque “conoce” el pasado. Si la consigna no proviene del equipo, esta se encontrará bajo el disfraz del posibilismo. Aquello que se dignó en llamarse “Recursos” del AT, que son las 18 mil millones de cosas que se hicieron en la historia de esta práctica y que aprendemos que podemos hacer, solamente, para no quedar como el culo.

Tanto el consignismo como el posibilismo, sin un tratamiento adecuado, son el salmo del rechazo a la transferencia.
 

Hoy en día, la palabra “artesanal” distingue a distintos rubros, como las heladerías, las fabricas de pastas o de muebles. Ciertamente hay un uso abusivo de este término, diluyéndolo y cambiándole el sentido. Pero eso no es todo, no sé acá en Chivilcoy, porque me quedé en el hotel y ni quise salir, pero en Rosario se les dice “artesanos” a gente que revende bijouterie, o libros usados, pero eso sí, mean en los macetones de la plaza, a veces adentro, a veces afuera.

Como en la práctica del AT, sólo que no es lo mismo hacerlo fuera del macetón en el marco de un trabajo que en una visita zoológica que toma al mundillo psicótico como objeto de estudio. 

Pregunta inaudible: 

Mirá, Hollywood le hizo mucho daño a los psicóticos. Muchos se agarran de la CIA, los extraterrestres, sexto sentido, etc. Y a nosotros se nos duerme la oreja, pero como vos decís se los quiere vender como infradotados a-sociales. Pero como decía Lacan con el ejemplo de la plantita, y las hojas, lo delirante puede aparecer con cualquier temática. Yo defiendo al psicótico que arma un delirio autóctono y no hollywoodense, a ése lo cuido como oro. 

Pregunta inaudible: 

Vos querés ejemplos de consignismo y posibilismo, y temo caer en aquello que critico, pero pibe, como decía el ringo Bonavena, la experiencia es un peine que te dan cuando te quedas pelado, explica como nos vamos cagando la vida solitos, y en esto es parecido, la experiencia no es de conocer locos, sino experiencia de trabajo, en transferencia, experiencia de soportar eso, y como dice la Capurro, “buscamos con él, en el espacio común, las posibles vías para tratar la extrema singularidad de la experiencia que se acepta compartir”.


No hay comentarios: