viernes, 8 de mayo de 2009

Las 4 heridas narcisistas

.
“Las verdades más espinosas acaban por ser escuchadas y reconocidas una vez que los intereses heridos y los afectos por ellos despertados han desahogado su violencia. Siempre ha pasado así, y las verdades indeseables que nosotros los psicoanalistas tenemos que decir al mundo correrán la misma suerte. Pero hemos de saber esperar”. Nuestro yo no soporta las heridas narcisistas, lo que, en “Una dificultad del psicoanálisis”, Freud llamará “las tres ofensas sufridas por el yo”: la cosmológica, la de la inmortalidad, y la psicológica. Otra vez, la otra escena destierra al yo de su soberanía absoluta."

El compañero Luis Gusmán

Para el lacanocookismo, fueron 4 las heridas narcisistas por las que ha atravesado el hombre en su reciente historia contemporánea. Las cuatro ofensas sufridas por el yo, a saber: la cosmológica, la de la inmortalidad, la psicológica y la justicialista (o populista).

Estas 4 heridas narcisistas fueron ejecutadas bajo el imperio de cuatro nombres: Copérnico, Darwin, Freud y Perón. Y las podemos resumir sucintamente en los siguientes puntos:

-> En relación al Universo
-> En relación al Animal
-> En relación al Inconsciente
-> En relación al Peronismo

Las resistencias provocadas por estas verdades, surtieron variopintos efectos condenatorios al interior de cada contexto en el que se desarrollaron y desarrollan. Estas verdades indeseadas, son el índice a través del cual nos introducimos en la dimensión de la responsabilidad del sujeto y la relación con su deseo.

Sabemos que nunca hubo mejor táctica que el saber-hacer, pero como lo demuestran las incontrovertibles reacciones que generaron estos pensamientos, este saber-hacer nunca ha sido sin un estratégico y prudente saber-esperar, sin menospreciar las poderosas fuerzas que se abaten como obstinada resistencia a su paso.
.

8 comentarios:

MONA dijo...

Me encantó de tu blog la adaptación de la aseveración de Descartes "cogito ergo sum PERONAUTA"... está fantástica.
Respecto del post no sé si nos cabe saber esperar... el hacer ya lo estamos viendo, y los resultados también. Lo que no sé, es si dichas acciones, las que producen los resultados que se han producido (obras de gobierno) son la respuesta a los deseos de los sujetos... ¿O no te referías a ésto?

maria del carmen colombo dijo...

Extraordinario post. Me en-can-tó!
Abrazos

MP dijo...

En mi modestísima y probablemente equivocada opinión, y siempre en relación al peronismo, la concepción táctica propuesta por Perón tiene claramente base en Clausewitz, de quien invirtió los términos de su postulado sobre la naturaleza política de la guerra. Si para Clausewitz la guerra es la política continuada por otros medios, Perón entiende a su vez a la política como la guerra sostenida por medios táctico/dialécticos. Sin embargo, la base triple del concepto de Clausewitz sobre el arte de la guerra se mantiene intacta en la teoría y praxis peronista: el cálculo, la inteligencia y el elemento emocional. Ante esto, creo que el post reflexiona muy claramente sobre punto. El saber-hacer tiene como condición el saber - esperar. Al menos en el caso a que me refiero. Esto se aplica hoy rigurosamente, me parece.
Saludos

Santiago Coco Plaza dijo...

Te invitamos a ver el ESCRACHE A CLARIN de hoy en la Rural.
http://splaza.blogspot.com
http://comandomegafon.blogspot.com

Un abrazo.

Leticia dijo...

muy bueno el blog, pasare mas seguido!!

Anónimo dijo...

La herida fue darle voz a los desplazados, no importa tanto la figura de Perón en sí, sino lo que representa.


Marcelo

kaos dijo...

Creo que el post es un tanto presuntuoso respecto al peronismo, ya que los otros 3 items son universales, el peronismo es un invento argentino, y desde mi punto de vista, es una herida narcisista para los no peronistas y una herida narcisista para los peronistas que nunca saben a ciencia cierta quien defenderá los intereses del "pueblo" desde allí.

leticia dijo...

kaos, los intereses del pueblo los defiende el pueblo, y el pueblo es peronista, es tan sencillo!